Las lavanderas de Santibáñez el Alto han recibido un reconocimiento por parte del ayuntamiento de la localidad por medio de la pintura de un mural situado encima del propio lavadero de granito, que todavía mantienen en uso.

La Sierra de Gata se presenta frente a esta muestra de arte urbano, que ha sido realizada por el sevillano, afincado en la comarca, Pablo Salvaje y el onubense Álvaro Redondo. Esta pintura se suma a los otros dos murales desarrollados en la localidad, uno dedicado al barrio ganadero de Los Pajares.

El consistorio del municipio ha recalcado que los reconocimientos hay que darlos en vida y por ello han querido realizar este homenaje a las lavanderas, a las que describe como «rebeldes» de una sociedad cada vez más industrializada y digitalizada.

Anuncios
Anuncios

Por otro lado, el alcalde, Rubén Francisco, ha destacado que no es una labor para nada sencilla ya que la roca es áspera y las prendas pueden romperse si no se tiene el cuidado necesario. Además, ha comentado que las mujeres siguen utilizando el lavadero del charco porque sostienen que la ropa queda en mejor estado y comparten su tiempo con otras mujeres que también acuden allí.