Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Jarandilla de la Vera, han denunciado a un hombre al que sorprendieron cuando vertía aguas fecales con su camión, a pocos metros de la Garganta Pedro Chate de Jaraíz de la Vera (Cáceres).

 Los agentes, tras haber tenido conocimiento que el agua de la garganta bajaba sucia, observaron un camión detenido en la carretera que obstaculizaba el paso de vehículos, en una vía de comunicación cercana a la localidad de Jaraíz de la Vera (Cáceres).

Mencionado vehículo se encontraba arrojando una gran cantidad de líquido por una tubería, situada en su parte trasera, hacia el borde de la calzada donde se encuentra la Garganta Pedro Chate, observando que una persona, colocada en la zona de mandos de la maquinaria del camión, al percatarse de la presencia de los agentes, accionaba los elementos necesarios para detener la evacuación del líquido. Inmediatamente se pudo percibir un intenso olor a aguas fecales procedentes del camión y del vertido que estaba realizando, comprobando que dicho vehículo se dedica a la recogida de este tipo de residuos.

El conductor manifestó que se encontraba detenido en la carretera por una avería del camión, sin razonar a los agentes porqué se encontrara cruzado en la vía, impidiendo el paso del resto de vehículos. Al ser preguntado por los trabajos a los que se dedica, manifestó dedicarse a limpiar fosas sépticas, y al serle requeridos los albaranes y la documentación sobre recogidas y entregas de dicho residuo, además de la autorización para la gestión de los mismos, no pudo aportar ninguno de ellos.

Anuncios
Anuncios

 

Los agentes observaron que se había arrojado una gran cantidad de aguas fecales,  directamente al terreno, en el borde de la carretera y a escasos metros de la Garganta Pedro Chate que discurre por ese lugar, donde la escorrentía que se produce por el desnivel, hace que dicho residuo acabe en el cauce en pocos minutos.

Los agentes realizaron una toma de muestras de las aguas que se estaban vertiendo al medio, para su posterior remisión al laboratorio de la Confederación Hidrográfica del Tajo, informando al interesado que se daría oportuna cuenta a las autoridades competentes por si los hechos fueran constitutivos de infracción de acuerdo a la legislación vigente, pudiendo comprobar después que a esta persona le constan numerosos antecedentes relacionados con vertidos de residuos sin autorización.

Finalizada la actuación, se le indicó que debía retirar el vehículo de la vía, marchándose acto seguido del lugar sin ningún tipo de problema mecánico por parte del camión.