La Guardia Civil, en el marco de la operación Cornellius, ha detenido a un veterinario de 59 años, como presunto autor de un delito de falsedad documental y delito continuado de maltrato animal.

Los agentes de la Guardia Civil ha descubierto más de 100 documentos en los que figuraban 4.445 gallos (en la imagen de la noticia) tipo ”combatiente español” descrestados y desbarbados -tanto machos como hembras-.

El veterinario, que ejercía su actividad en la zona de Valencia, tamibén  llevó a cabo este tipo de maltrato a los gallos en las provincias de Alicante, Almería, Asturias, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Castellón, Granada, Huelva, Madrid, Murcia, Palma de Mallorca, Pontevedra, Sevilla, Toledo, Valencia y Zaragoza. En algunas de ellas ni siquiera llegó a estar presente, extendiendo un acta falsa, tal y como han informado la Guardia Civil en un comunicado.

Anuncios
Anuncios

Además, todos los gallos fueron descrestados y desbarbados cuando tenían un mes, tres e incluso nueve. La legislación marca que solo puede realizarse en menos de 72 horas desde su nacimiento.

Normalmente, este tipo de prácticas son utilizadas para las peleas ilegales de gallos. Legalmente, esta mutilación se realiza a esta especie por bienestar animal y, exclusivamente, a los machos. Este hecho trae como consecuencia un postoperatorio muy doloroso, ya que afecta a numerosas terminaciones nerviosas, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Las diligencias han sido entregadas a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Valencia.