El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha reconocido este miércoles que lleva semanas trabajando con los promotores de la gigafactoría de baterías de litio de Navalmoral de la Mata en la búsqueda de ayudas para acometer el proyecto.

En un encuentro con los periodistas durante la inauguración del II Foro de Derecho Local en Villanueva de la Serena, el jefe del Ejecutivo regional ha aclarado que todas las semanas hay programadas reuniones con responsables de la compañía en Mérida para estudiar la posibilidad de acogerse a las subvenciones de los incentivos regionales, avanzar en la formación de los trabajadores y estudiar aspectos relacionados con el suelo que han elegido para el desarrollo del proyecto.

Fernández Vara no ha querido confirmar lo evidente, y es que el Gobierno ha desestimado, tal y como se preveía, las alegaciones formuladas por la compañía china Envisión para acogerse a las ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica para el Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC) por no cumplir las condiciones fijadas en el plan desarrollado por el Ministerio de Industria con fondos europeos. Es más, el presidente extremeño ha asegurado que son rumores y que nadie estaría trabajando en esta iniciativa empresarial si alguien tuviera la más mínima duda sobre su viabilidad.

Anuncios
Anuncios

Los promotores de Envisión y Acciona han mantenido el último encuentro con responsables de la Junta este mismo martes y han planificado nuevas reuniones para las tres próximas semanas. Fernández Vara ha dicho que «están apostando muy duro» y que en España llevamos 40 años desarrollando proyectos a pesar de que no existían los Perte.

A partir de ahora, las compañías que pretenden poner en marcha la gigafactoría de Navalmoral de la Mata tienen abierta la puerta a las subvenciones a fondo perdido que concede el Estado, vía incentivos regionales, para “fomentar la actividad empresarial y orientar su localización hacia zonas previamente determinadas, al objeto de reducir las diferencias de situación económica en el territorio nacional”. Estas ayudas se instrumentalizaron con el fin de repartir más equilibradamente las actividades económicas y reforzar el potencial de desarrollo endógeno de las regiones.

Con carácter general, los sectores promocionables de estas ayudas son la industria transformadora y los servicios de apoyo a la producción, así como los establecimientos turísticos y las instalaciones complementarias de ocio, por lo que el proyecto tendría cabida. Los proyectos susceptibles de recibir ayudas tienen que acometer una inversión aprobada igual o superior a 900.000 euros y las subvenciones no podrán sobrepasar el porcentaje máximo sobre la inversión aprobada del 25% para grandes empresas.

NOTICIA RELACIONADA

Navalmoral se quedará sin la gigafactoría de baterías de litio salvo que los promotores logren otras ayudas