La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, explica que los que  más se están apretando el cinturón en Extremadura pagarían entre 150 y 350 euros menos en el impuesto sobre la renta con la bajada ofrecida a la Junta en la negociación de los presupuestos de 2023.

Guardiola ha puesto como dejemplo a un trabajador administrativo, que tenga un sueldo de 1.400 euros mensuales con catorce pagas, y que se ahorraría un total de 331 euros al año si se diera luz verde a la rebaja fiscal que plantea el PP.

La líder del PP extremeño ha señalado  que lo que ha ofrecido a Guillermo Fernández Vara es una bajada de los tipos en el IRPF del 9,5% al 8% en el primer tramo, y del 12,5% al 10% en el segundo tramo. Además, subiría el mínimo exento de los 5.550 a los 6.105 euros.

Anuncios
Anuncios

Cabe recordar que Extremadura es la comunidad autónoma con los tipos más altos de España en el segundo tramo del impuesto sobre la renta, donde están la mayoría de contribuyentes en la región.

Con la rebaja de tasas que ofrece el presidente de la Junta, un extremeño que pase la ITV, que tenga licencia de caza mayor, de caza menor, licencia de pesca y tarjeta de transporte, se ahorra al año en la región “48 eurazos”. “Tómese esto en serio”, ha pedido Guardiola a Vara.

Gran ahorro, señor Vara, si no fuera por los 2.580 euros más que nos va a costar al año la subida de los precios”, ha aseverado María Guardiola refiriéndose al impacto de la minoración de tasas socialista.