Comisiones Obreras (CCOO) denunciará ante el Cuerpo Nacional de Policía «el acto vandálico y con un evidente contenido de odio de violencia de género que ha sufrido su sede en Badajoz».

En la puerta principal de la sede de CCOO, en la Avenida de Colón, cuelga una pancarta en la que se reclama el fin de la violencia machista. Esta ha amanecido manchada de pintura blanca con la intención de ocultar la reivindicación, tal y como han indicado desde este sindicato.

CCOO ha informado a las autoridades competentes de estos hechos vandálicos, no solo por los daños causados, sino porque este ataque puede ser considerado también como un presunto delito de odio, por la animadversión o intolerancia que denotan este tipo de actuaciones, aclaran desde el sindicato en una nota de prensa.

Anuncios
Anuncios

Para el sindicato, «este tipo de agresiones no son más que la puesta en práctica del discurso antidemocrático e incitador de la violencia por parte de la ultraderecha».