AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) ha firmado un convenio con la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, gracias al cual esta proporcionará apoyo económico y logístico para el proyecto revolucionario en el mundo de la traumatología en aves salvajes, según ha contado Álvaro Guerrero, presidente de AMUS, en «Con Gente de la Calle» de Radio Interior.

Además, Guerrero ha añadido que no solo será decisivo en la conservación de la biodiversidad extremeña sino de otras regiones, como las Islas Canarias, que han enviado un alimoche que necesitaba una operación. Las aves, una vez operadas, son enviadas al «departamento de Rehabilitación y Fisioterapia» hasta su recuperación y liberación del animal.

En cuanto al proyecto, los primeros ensayos comenzaron con la utilización de hueso vivo de un animal fallecido en otro ejemplar receptor, que no tiene por qué ser de la misma especie, ha indicado el presidente. Al constatar la evolución favorable de algunos pacientes objeto de estas cirugías y sus posteriores liberaciones, alguno de ellos seguidos con emisores GPS habiendo realizado migraciones de miles de kilómetros. De esta forma se valida y justifica la necesidad de continuar con esta estrategia quirúrgica.

Anuncios
Anuncios
El proyecto llamado “injertos óseos en aves salvajes” arrancó oficialmente en 2019 con el apoyo financiero de la Fundación Biodiversidad dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y con colaboraciones de laboratorios privados, universidades y centros de investigación. El éxito de dicha técnica se sustenta en el alto porcentaje de ingresos que se deben a traumatismos, como colisiones con tendidos eléctricos, disparos, electrocuciones, enganches en alambradas, etc. Actualmente, Guerrero ha especificado que la tasa de éxito en las operaciones es de alrededor al 50%.

Con este convenio, con el que la Consejería aporta un total de 97.546 euros repartidos en tres anualidades, se pretenden consolidar los protocolos y acciones quirúrgicas puestas en marcha por parte de AMUS, y replicarlas en otros centros, en especial en el Centro de Recuperación de “Los Hornos” en Cáceres, propiedad de la Junta de Extremadura, con el objetivo de crear un sólido equipo de personas especializadas en ortopedia e implantes óseos en aves en Extremadura. Además, el hospital de AMUS reformará el módulo del quirófano, UCI y adquirirá equipos e infraestructuras nuevas con las que dotará al hospital.

Para celebrar el inicio de este convenio, AMUS organiza la liberación de Castúo, un ejemplar de águila imperial ibérica provista de un emisor GPS y recuperada en el hospital ubicado en Villafranca de los Barros.