La subida en los precios de la materia prima pero, sobre todo, la de la luz está poniendo en jaque a muchos negocios de distintos sectores. El hostelero, que ha sufrido no solo estas inclemencias sino también, como otros muchos, las derivadas de la pandemia, se debilita y los cierres se ciernen sobre algunos de ellos.

Por ello, desde la asociación de hosteleros de Plasencia denuncian que la situación actual es insostenible. Según informan en nota de prensa, «los gastos de energía desequilibran las estrechas economías empresariales dañadas por el IPC, la bajada de consumo y la situación general». Ante esto, el presidente de la asociación, Antonio Domínguez, ha intervenido en el magacín «Con Gente de la Calle» de Radio Interior para advertir de posibles movilizaciones, cierres y manifestaciones si no hay soluciones pronto.

Además, Domínguez ha expresado que cuentan con el apoyo del sector en muchas partes de Extremadura pero también de otros, como el del comercio. El principal objetivo de estos, según ha indicado el presidente, es conservar todos los negocios abiertos, especialmente los de más reciente apertura.

Anuncios
Anuncios

La situación económica es complicada pero, más si cabe, «después de haber padecido la reciente pandemia en la nos vimos abocados a endeudarnos para poder seguir adelante. No es de recibo que las facturas de energía estén en un porcentaje tan elevado en diferencia con las del año pasado», se lamentan desde la asociación placentina.

Poder asumir los costes energéticos de sus negocios no es el único problema de los empresarios, también «los préstamos ICO, los alquileres, empleados, seguros sociales, etc. Los precios de materia prima que nosotros trabajamos también se han encarecido en porcentajes muy elevados».

Finalmente, la asociación de hosteleros de Plasencia ha querido reiterar que se ven abocados «en un corto espacio de tiempo al cierre de muchos de nuestros negocios, por lo que será imposible mantener un buen servicio si no se regula de alguna manera el abuso al que estamos sometidos». Es por ello, que solicitan a las administraciones medidas que remedien dicha situación si quieren evitar las movilizaciones del sector hostelero de la ciudad y la región.