La Guardia Civil ha instruido diligencias como investigado a un vecino del municipio pacense de Casas de Don Pedro, como presunto autor de los delitos “contra la salud pública y contra la flora y la fauna”.

La actuación se llevó a cabo la madrugada del pasado miércoles, cuando la Guardia Civil del Puesto de Castilblanco en dispositivo de servicios establecidos para prevenir acciones delictivas, observaron un vehículo que circulaba por la carretera N-502 dentro del término municipal castilblanqueño, provocando deslumbramiento a otros usuarios de la vía.

Una vez interceptado, en la identificación de su conductor un vecino de Casas de Don Pedro, los agentes detectaron el intenso olor a marihuana que se desprendía desde el interior, por lo que se llevó a cabo su inspección donde hallaron en la parte trasera de carga, cuatro bolsas que contenían en su interior 1.000 gramos de marihuana de la que se podría obtener en el mercado ilícito unas 3.000 dosis.

Anuncios
Anuncios

Además de la droga, bajo el asiento del copiloto se localizó otra bolsa que ocultaba en su interior el cadáver congelado de un búho real”, del que no pudo acreditar su tenencia.

Con las pruebas incriminatorias, se le instruyó diligencias como investigado por los supuestos delitos de tráfico de drogas y contra la flora y fauna silvestre, que fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Herrera del Duque.

Ahora el AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) de Villafranca de los Barros, se encargará de realizar la autopsia del ave para determinar las causas de su muerte.