La presidenta del Partido Popular en Extremadura, María Guardiola, ha pedido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que «alce la voz» para defender al sector de la caza en la región y se oponga a las limitaciones que supondrá para el sector la nueva ley de bienestar animal que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez.

De este modo, Guardiola ha acusado al PSOE de «ejercer la hipocresía política» cuando se le concede a la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) la Medalla de Extremadura, y desde el Gobierno central se apoya una ley que perjudicará a un sector «esencial» para el desarrollo socio económico de Extremadura.

La líder del PP ha hechos estas declaraciones tras la reunión mantenida este martes con los responsables de Fedexcaza, donde ha recordado que la caza supone en Extremadura una inversión de 385 millones de euros cada temporada y más de 200 empresas de diferentes sectores se benefician por esta actividad que contribuye al mantenimiento del medio rural y a la conservación del medio ambiente. Además, ha destacado que en la región existen cerca de 70.000 licencias de caza.

Anuncios
Anuncios

«Lo que está ocurriendo en el mundo rural es intolerable porque la estigmatización de los cazadores es impropia de buenos gestores y el Gobierno central hostiga a la caza y a la realidad del campo en general, que son los que cuidan de nuestros activos naturales», ha señalado María Guardiola.

A su vez, Guardiola ha mantenido que el sector cinegético «está viviendo momentos inestables, de mucha incertidumbre y con constantes ataques que tienen el sello de un Partido Socialista que se ha empeñado en prohibir y en coartar la libertad y en atacar sistemáticamente nuestras tradiciones».

Asimismo, ha recalcado que la ley de bienestar animal del Gobierno central, cuyo proyecto se ha aprobado este mes de agosto en el Consejo de Ministros, «pretende que renunciemos a nuestras tradiciones y a nuestra cultura».

«Pero el PP no va a permitir que se use la vía política para criminalizar al sector cinegético», ha explicado, al tiempo que ha añadido que «el PP cree en la caza porque los cazadores tienen el verdadero conocimiento de cómo hay que hacer la gestión cinegética en el territorio y hay que confiar más en ellos», aunque también ha abogado por establecer unos criterios y controles para que se cumpla la legalidad.

De esta forma, la presidenta del PP extremeño ha ensalzado el papel de Fedexcaza porque los cazadores ponen a disposición su conocimiento para mejorar el mundo rural. «Merecéis la Medalla de Extremadura pero no el trato que recibís del Gobierno central y el silencio cómplice del Ejecutivo regional que pudiendo frenar esa criminalización no lo está haciendo», ha dicho.

«Cazar es un derecho que tenemos todos y prohibir la caza es restringir nuestros derechos y el PP siempre defenderá nuestra libertad, nuestra forma de vida y el derecho a cazar», ha subrayado la presidenta, quien ha insistido en que el «credo sanchista choca de forma frontal con la forma de vivir en Extremadura», ya que supone un «ataque» a las costumbres y «a lo que da de comer a mucha gente».

De este modo, ha incidido en que el PP «no va a tolerar que se impongan ideologías de despacho que destruyen oportunidades en nuestra tierra y formas de vida en nuestros pueblos», y ha instado al Gobierno central a que dé marcha atrás y saque al sector de la caza de la nueva ley, al tiempo que ha pedido a Fernández Vara que «vele por los intereses de los extremeños» y apoye al sector cinegético y a las empresas auxiliares que viven del sector de la caza en Extremadura.