El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha mantenido una reunión con el equipo del Puesto de Mando Avanzado de Villasbuenas de Gata (Cáceres), donde se ha desplazado para conocer la situación del incendio forestal declarado este pasado miércoles en la comarca de Sierra de Gata.

Preguntado por la posibilidad de que el incendio haya podido ser intencionado,  Vara ha destacado que «tiene toda la pinta», a lo que acto seguido ha aseverado que «es cosa de miserables que no saben el daño que pueden hacer».

Vara ha abogado por hacer una «profunda reflexión colectiva» sobre las medidas a tomar ante el cambio climático y ante una «nueva realidad» de más tiempo de temperaturas altas y valores cada vez más altos, que son un «aliado imprescindible» de los incendios.

Anuncios
Anuncios

Vara durante su visita a Moraleja, lugar en el que se encuentran algunos de los evacuados de Torre de Don Miguel.

Fernández Vara ha dicho que «cuando pase todo esto, en el otoño, en el invierno, debamos reflexionar qué cosas más tenemos que hacer ante una realidad como la que significa el cambio climático para dar una respuesta que tiene que seguir siendo de calidad y de cantidad y que nos debe hacer reflexionar».

Tras ello, el presidente extremeño ha visitado a los vecinos de Torre de Don Miguel que fueron evacuados durante la madrugada de este jueves ante el avance de las llamas y que han sido acogidos en el pabellón deportivo de Moraleja.

En declaraciones a los medios, el presidente extremeño ha agradecido el esfuerzo que hacen los profesionales en la extinción de los fuegos, al tiempo que ha añadido que se cuenta con unos «equipos extraordinarios a todos los niveles», lo que hace que, frente a la adversidad que significa siempre un incendio, se pueda tener la «tranquilidad» de que se cuenta con «extraordinaria gente» para responder.

Sobre la evolución del incendio, ha abogado por ser «muy prudentes», ya que aunque está «mejor» que este pasado miércoles, no se conoce cómo pueda ser la situación esta tarde o los próximos días en relación a las temperaturas o a los vientos.

Asimismo, ha indicado que parece que se va a tener este años un «verano largo», lo que podría representar una «carrera de fondo» que hay que intentar aguantar con lo «mejor de nosotros mismos».