Con la representación teatral “Historia del Sentir” que recrea el enlace real entre la Infanta Isabel, hija de los Reyes Católicos y el rey portugués Don Manuel el Afortunado, finalizaba la XVII Edición de la Boda Regia en Valencia de Alcántara. Una Iglesia de Rocamador, cuya fachada se pudo ver iluminada para la ocasión, fue testigo del lleno absoluto de la representación durante las dos sesiones del sábado y el domingo; una obra a la que no le faltó el humor, la emoción y sobre todo la participación ciudadana a través de los actores aficionados de la Asociación Cultural Boda Regia que guiados por Javier Uriarte consiguieron trasladar al público a Valencia de Alcántara en el año 1497.

Con esta ceremonia se ponía punto y final a una semana cargada de actividades, de teatro y sobre todo de ambiente renacentista que comenzaba el sábado 30 con la actividad de animación comercial, “Noche en Blanco”, que contó con la participación de una decena de comercios que abrieron sus puertas en horario nocturno, de voluntarios de la asociación Boda Regia vestidos de época que mostraron los principales monumentos históricos de la localidad y con mucha animación de calle que atrajo a cientos de visitantes que pudieron degustar también las tapas en los establecimientos colaboradores de la XIII Ruta de la tapa isabelina, que un año más ha tenido un éxito rotundo, sirviéndose una media de mil tapas por establecimiento durante toda la semana.

A lo largo de la semana también hubo actividades complementarias, como la Ruta de Senderismo “Tras las Huellas de Valbon”, organizada por el Grupo de arqueología y defensa del patrimonio, y que contó con la participación de más de 200 personas, los talleres infantiles en los que más de cien niños de la localidad y visitantes pudieron disfrutar de bailes medievales a cargo de Laura Facenda, de elaboración de pan artesanal, de la panadería Panpi, de Grabado clásico impartido por Casimiro Carrillo, y de percusión a cargo de Miguel Ángel García. La Asociación “Nos gusta el cine” también quiso colaborar proyectando al aire libre la película “El Médico” en la noche del miércoles 3, en el castillo fortaleza que acogió a más de 150 espectadores.

Anuncios
Anuncios

Un año más, con la participación de actores portugueses en la representación teatral, o de figurantes en el desfile de comitivas, se ha mostrado la originalidad de este evento por su carácter transfronterizo, y para remarcar las buenas relaciones entre las localidades de Marvão y Valencia de Alcántara, cientos de visitantes pudieron disfrutar el jueves 4 de una jornada de teatro, música e historia en las orillas del río Sever, en la localidad portuguesa de Portagem.

A su vez, parte indispensable del Festival son las asociaciones culturales y la participación ciudadana que durante el fin de semana mostraron oficios propios de la época, miles de visitantes pudieron ver cómo se hacía el pan, el queso, labores de bolillo, ganchillo, artesanía local o labores agrícolas todo envuelto en un conseguido ambiente medieval por las calles del Barrio Gótico.

El viernes 5 se recreó la entrada de la Comitiva Real por las calles de la villa, caballos, tambores y cientos de figurantes seguían a los Reyes que se pasearon saludando a su pueblo. Una vez hicieron su entrada triunfal en el palenque de la plaza de toros tuvo lugar una fiesta de compromiso y un espectacular torneo medieval organizado por la Asociación ecuestre local en honor a sus majestades que acogió a más de tres mil espectadores.

Esta nueva edición de la Boda Regia ha retomado y conseguido las buenas expectativas de ediciones anteriores por las que consiguió convertirse en Fiesta de Interés Turístico Regional, por lo que desde el Ayuntamiento y la Asociación Cultural Boda Regia hoy termina el XVII Festival y comienza una etapa de trabajo y lucha por conseguir que Valencia de Alcántara cuente entre los mejores festivales de recreaciones históricas a nivel nacional.

Alberto Piris Guapo, alcalde de Valencia de Alcántara, ha querido mostrar su agradecimiento a todas las personas que han conseguido este gran éxito, asociaciones locales, vecinos, establecimientos  colaboradores, trabajadores municipales, mostrando, además, su satisfacción por el apoyo que este evento tiene de otras entidades públicas como la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres o la Cámara Municipal de Marvão.