El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han visitado las zonas afectadas por el incendio de Casas de Miravete.

Durante esta visita, el mandatario extremeño ha remarcado que a día de hoy “las noticias son, francamente, mejores de lo que hemos vivido a lo largo de los últimos días”, pero ha advertido que “no podemos ni dormirnos en los laureles ni cantar victoria”, puesto que “el verano va a ser complicado” debido a la secuencia extrema ya la vegetación, que junto con las altas temperaturas hacen que el riesgo de incendios sea elevado en la región.

Asimismo, ha avanzado que en la reunión de coordinación contenida esta mañana se han dado por estabilizados los incendios de Casas de Miravete y de Las Hurdes, y ha señalado que se espera que este lunes pueda estabilizarse también el que afecta al Valle del Jerte.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, el jefe del Ejecutivo regional ha expuesto la necesidad de seguir trabajando durante el invierno para prevenir incendios durante la época estival, algo que “probablemente a día de hoy no esté bien hecho”, ha advertido.

Por ello, ha instalado a “reflexionar cuando pase el verano” para poder “luchar contra una realidad que no es la que hemos elegido, sino la que nos ha tocado vivir, la que hemos provocado”.