El Palacio de la Isla de Cáceres expone como ‘Documento del Mes’ de julio la Declaración de Guerra entre Rusia y España de 1799, ya que en los archivos municipales no solo hay documentos relativos a la vida concejil a través de los siglos, sino que también se depositan diplomas supramunicipales que informan de acontecimientos históricos que van más allá de lo meramente local. Es el caso de la Real Cédula que se expone.

Según nota de prensa del Ayuntamiento de Cáceres, el 15 de julio de 1799 el zar Pablo I de Rusia declaró la guerra al reino español, debido a que no se le reconoció como Gran Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén, un hecho que tenía mucho que ver con los intereses estratégicos de la flota rusa en el Mediterráneo. España como aliado de la Francia republicana que había expulsado a la orden maltesa de la isla, expresa su oposición al nombramiento del zar por ser de religión ortodoxa, lo cual genera la declaración de guerra por parte de Rusia.

España por su parte declaró la guerra el 9 de septiembre de 1799 por medio de la presente Cedula Real, donde expresa el cese de toda comunicación, trato o comercio entre ambos reinos. Para mayor conocimiento de la población se ordenó su publicación y que se informe a todos los pueblos de España de la presente declaración de guerra. Desde el consistorio matizan que en la guerra hispano-rusa, que duró desde 1799 hasta 1801, no se produjo ningún enfrentamiento armado entre ambos contendientes.

Anuncios
Anuncios

En 1801 el zar Pablo I fue asesinado en extrañas circunstancias y el 4 de octubre se firmó el conocido como Tratado de París, donde se acordó la paz que pone fin a la efímera guerra entre el Imperio ruso y el reino de España.


Galería de imágenes