El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y los dirigentes de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas de la región han firmado este lunes el plan de empleo para los ejercicios 2022 y 2023, una medida que cuenta con un presupuesto de 634 millones de euros.

El nuevo Plan de Empleo de Extremadura 2022-2023 alcanzará los 634 millones de euros y destinará un 67 por ciento de los fondos a fomentar el empleo en los sectores privados: 425 millones de euros. Así, contempla que el 30 por ciento de los fondos (161 millones de euros) se destinen a la mejora de la capacitación y de formación de la población activa. También recoge una partida destacada para la mejora de los servicios que presta el SEXPE, con un impulso a la digitalización y a la intermediación con el tejido productivo de la región, para ampliar al número de ofertas de trabajo privado gestionadas por el Servicio Extremeño Público de Empleo.

Así, el nuevo plan se fija como reto incrementar el número de ofertas de empleo que gestiona el SEXPE, hasta llegar a las 140.000 en dos años.

Anuncios
Anuncios

El acuerdo ha sido suscrito por las secretarias regionales de UGT y CCOO, Patrocinio Sánchez y Encarna Chacón, respectivamente, y por el secretario general de la CREEX, Javier Peinado, en un acto que ha contado también con la presencia de la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez.

Además, Vara ha destacado en el acto «el incremento presupuestario respecto al plan anterior, que ha cifrado en un 8 por ciento (43 millones de euros más)».

Entre los distintos aspectos del plan, la representante de UGT, Patrocinio Sánchez, ha valorado especialmente la modernización de los centros de empleo, que incluye la necesidad de dotarlos de más recursos humanos y materiales, ya que, a su juicio, todo ello tendrá repercusión en el aumento de la tasa de empleo.

La secretaria regional de CCOO, Encarna Chacón, ha destacado que el plan reconoce el derecho al aprendizaje a lo largo de toda la vida, y ha puesto especial énfasis en la cohesión social y el equilibrio territorial, así como la igualdad de oportunidades.

También ha valorado los indicadores de realización del propio plan y la creación de las comisiones de seguimiento y de impacto a través del Consejo Regional de Empleo, el Consejo Regional de Formación Profesional y la Mesa de la Concertación Social en materia de Empleo.

Por otra parte, el secretario general de la CREEX, Javier Peinado, ha insistido en el “cambio estructural” que se está produciendo en el SEXPE, que tendrá que estar al servicio no solo de los trabajadores sino también a las empresas. A su juicio, la misión del SEXPE debe ser la de intermediación para “casar” la oferta y la demanda de empleo y romper con la imagen que podrían tener algunas personas de que es el lugar al que se acude para tener derecho a las prestaciones y los subsidios.

Se va a mejorar el perfilado de las personas demandantes de empleo, la intermediación con las empresas y se va a ofrecer un servicio más especializado. Además, la Junta espera que la tasa de empleo se incremente en 4 puntos porcentuales, hasta el 48 por ciento.

Esta actuación se fija el objetivo de alcanzar a unas 8.000 empresas con las diferentes ayudas que incentivan la contratación para dar cobertura a unos 14.000 puestos de trabajo, así como llegar al 90 por ciento de las empresas que mantienen los empleos una vez superados los 24 meses tras recibir una ayuda.

Segú la Junta, el nuevo plan está orientado a facilitar que las políticas activas de empleo (PAE) estén más conectadas con el tejido productivo. Por ello, se fija alcanzar las 25.000 personas autónomas con empleados y empleadas a su cargo; así como incrementar la prospección con las empresas, hasta llegar a las 23.500; impulsar la creación de 15.000 empleos y, a través del nuevo Decreto de Formación Estratégica de Extremadura, poder aprobar unos 60 planes de formación a la carta en dos años.

Además, la nueva planificación pretende intensificar las transiciones del sistema educativo hacia el empleo, impulsando las denominadas competencias blandas en todas las políticas activas de empleo y la integración de la formación profesional con una única planificación anual, adaptada a las necesidades de los sectores estratégicos regionales.

Dentro de la nueva planificación va a cobrar un papel importante la mejora de los servicios públicos de empleo. En este sentido, la Junta de Extremadura va a renovar los espacios del SEXPE para ofrecer una atención cada vez más personalizada. Por eso, se va a renovar la estructura tecnológica del SEXPE para crear una oficina virtual y, entre otros aspectos, se va a poner en marcha una nueva app que permita incrementar las acciones realizadas a través de sistemas digitales.

Además, está prevista la puesta en marcha de un nuevo Centro de Orientación y Emprendimiento que se ubicará en el antiguo Hospital Provincial de Badajoz. Este proyecto cuenta con una partida de 4,2 millones de euros.

Como desarrollo del nuevo Plan de Empleo de Extremadura 2022-2023, la Junta de Extremadura va a poner en marcha un nuevo Plan de Empleo Joven 23-24, un Plan Integral de Empleo y Discapacidad, medidas para la igualdad de oportunidades de acceso a las PAE y se van a rediseñar las políticas de empleo para eliminar barreras de acceso a las mismas. Todas estas nuevas medidas se irán dando a conocer en los próximos meses.