El sector del transporte por carretera de  Extremadura ha confirmado la convocatoria de una nueva huelga indefinida a partir del día 30 de junio, si el Gobierno de Pedro Sánchez no adopta medidas para compensar la subida de los precios de los carburantes y frene el trabajo de los transportistas por debajo de los costes del servicio que prestan.

Además, el colectivo ha reclamado una vez más la aplicación de una ley que les permita no trabajar con pérdidas. El plazo que han fijado desde este sector en Extremadura es el día 30 de junio, tal y como se desprende del encuentro que los transportistas han mantenido en la localidad pacense de Ruecas. Si a partir de esa fecha la situación sigue como en la actualidad, los profesionales secundará un nuevo parón similar al desarrollado hacer tres meses a nivel nacional.

Desde el colectivo reclaman al Gobierno de España que dé luz verde a la ley que prohíba la realización de servicios de transporte bajo condiciones económicas abusivamente bajas.

Anuncios
Anuncios

Desde la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX), su secretario general, Javier Peinado, espera que esta medida no tenga el impacto que tuvo el anterior. » Es obvio que el Gobierno debe cumplir los compromisos y aprobar las medidas que pactó con el sector”, ha añadido públicamente.

Por su parte, desde la organización agraria Apag Extremadura Asaja han pedido a los transportistas que sus movilizaciones no afecten al campo, otro de los sectores más afectados por el elevado precio de los carburantes. En este sentido, el presidente del Apag Extremadura, Juan Metidieri, ha manifestado que las  reivindicaciones de los transportitas «son justas», pero teme que el sector agroganadero regional salga muy perjudicado como ocurrió en el paro general de hace tres meses.