Agentes de la Policía Nacional de Mérida han detenido a una mujer por su presunta autoría de una simulación de delito e identifica a la pareja de esta como presunto responsable de un delito contra la seguridad vial y desobediencia.

En la denuncia que interpuso esta persona la madrugada del 5 de junio, en la oficina de denuncias de la Comisaría de Mérida, relató cómo vio su vehículo, esa misma noche, estacionado en la avenida de Portugal de Mérida, percatándose poco después que ya no se encontraba en el lugar.

Al mismo tiempo una dotación de seguridad ciudadana, localizaba el vehículo en la calle Fermín Barba de la misma localidad, donde ya se encontraba otra dotación de la Guardia Civil, manifestando estos que dicho turismo se había saltado un control policial situado en la A-5 sobre las 02:00 horas del mismo día, motivo por el que vehículo fue trasladado hasta dependencias policiales para el total esclarecimiento del hecho, según han informado desde la Policía Nacional.

Anuncios
Anuncios

De esta investigación se hizo cargo el grupo local de policía judicial de la Comisaria de Mérida, quienes realizaron diferentes gestiones, como la toma de declaración de testigos o el estudio de las imágenes de grabación de zonas colindantes, donde los agentes se percataron de como la denunciante, y sobre la hora en la que supuestamente le podrían haber sustraído el vehículo, se apeaba del mismo junto a otro familiar, accediendo a un local de juegos de la ciudad, quedando en el interior del turismo un varón, presumiblemente su pareja, añade el comunicado.

Los investigadores una vez recopilada esta información y corroborada por agentes de la Guardia Civil, concretamente los que formaron parte del control situado en la A-5, quienes reconocieron sin género de dudas que el conductor del vehículo era la pareja de la denunciante, pudieron establecer que no se trataba de un robo y que podría tratarse de una simulación de delito.

Cabe destacar que la pareja de la detenida, ha sido identificada como presunto responsable de delito contra la seguridad vial y desobediencia, si bien, le constan dos requisitorias, una judicial y otra policial por amenazas.

La detenida es una mujer de 38 años de edad con antecedentes anteriores. Tras la instrucción del pertinente atestado se dio cuenta de lo actuado a la autoridad judicial.

 

 

 

 

 


Galería de imágenes