Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la comisaria de Mérida, en colaboración con agentes de la Comisaría de Zaragoza, procedieron hace unos días a la detención de una persona por su presunta autoría de un delito de estafa por internet.

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre cuando el responsable de una cooperativa de venta de fruta y verduras, afincada en Mérida, denunciaba ante la Policía Nacional haber sido víctima de un delito de estafa a través de internet.

En este caso en concreto el estafador interceptó las comunicaciones entre dos empresas que se dedican a la venta de frutas y hortalizas, pudiendo averiguar que se iba a realizar un pago de más de 25.000 euros, de una venta entre ellos, según han informado desde la Policía Nacional.

Anuncios
Anuncios

De esta investigación se hizo cargo el grupo local de Policía Judicial de la Comisaría de Mérida, quienes tras numerosas gestiones y el estudio exhaustivo del “modus operandi”, conocido como la estafa de “el hombre en medio”, que consiste en situarse como tercero entre una conversación que están manteniendo dos personas o dos terminales, de tal modo que sería posible captar el contenido o incluso modificar de forma instantánea el mensaje que emite el emisor, añade la comunicación remitida a los medios.

Los agentes se percataron como en esta ocasión simularon un correo electrónico idéntico al original, si bien el autor modificó ciertos datos para desviar el cobro de la factura.

Tras lograr recabar todos los datos necesarios, fue posible la plena identificación del supuesto autor de esta estafa, el cual reside en Zaragoza, dando cuenta los actuantes de todo lo investigado a la brigada provincial de policía judicial de la Jefatura Superior de Policía de Zaragoza.

Así, hace unos días agentes de policía judicial de Zaragoza localizaron y detuvieron al investigado, acusado como presunto responsable de un delito de estafa. Cabe destacar que el importe de la estafa asciende a 25.285 euros.

El detenido es un varón de 54 años de edad, quien tras la instrucción del pertinente atestado, fue puesto a disposición de la autoridad judicial de guardia en Zaragoza.

 

 


Galería de imágenes