Agentes de la Policía Nacional, adscritos al grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Plasencia, han detenido hace unos días a un joven de 28 años, por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas, ya que portaba más de 100 gramos de cocaína, y un delito contra la seguridad vial.

Esta actuación, a consecuencia de la ‘Operación Retorno’, responde a un plan establecido por parte de la Policía Nacional de Plasencia con el objetivo de prevenir y erradicar el menudeo del tráfico de sustancias estupefacientes en la barriada Gabriel y Galán de esta ciudad.

Así, ese mismo día por la tarde, como consecuencia de uno de los dispositivos establecidos, se observó un vehículo conducido por un joven, conocido por dedicarse al tráfico de sustancias estupefacientes, al que se le realizó una vigilancia discreta, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Anuncios
Anuncios

Ante la sospecha que esta persona detectara la presencia de los agentes, decidieron interceptarlo en una zona en la que no obstaculizaba la circulación, concretamente en el camino de la Parrala.

Al solicitar la documentación del conductor, éste con una actitud “nerviosa y esquiva”, manifestó no tener permiso de conducir e hizo entrega a los agentes de un envoltorio transparente, que contenía más de 100 gramos de una sustancia blanquecina que dio positivo en cocaína.

Tras ello, se procedió de forma inmediata a la detención del mismo por un presunto delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas, y otro delito contra la seguridad vial.

El detenido es un hombre de 28 años de edad,  con antecedentes anteriores y fue trasladado a dependencias policiales para tramitar el correspondiente atestado, dando después cuenta de las actuaciones a la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión.


Galería de imágenes