Ignacio Huertas, secretario general de UPA UCE Extremadura, conoce “mejor que nadie” la verdadera realidad del campo extremeño. Lleva más de 25 años trabajando en cada comarca, en cada pueblo, en cada sector, al lado de los profesionales de la agricultura familiar, defendiendo sus derechos, exigiendo y consiguiendo soluciones para los problemas a que se enfrentan cada día en sus explotaciones.

Una trayectoria personal y profesional que no siempre ha sido fácil, como tampoco lo es el presente y el futuro del campo extremeño. Pero los auténticos agricultores y ganaderos extremeños saben que las dificultades no impiden afrontar el futuro con optimismo.

¿Cuál es la situación actual que atraviesa el campo extremeño?

Anuncios
Anuncios

El campo está viviendo una situación inédita en la que hemos visto cómo de repente se han disparado los precios de los productos que necesitamos para producir. Con la excusa de la guerra de Ucrania y la subida del precio del gas se está produciendo una especulación tremenda que está haciendo que algunos ganen mucho dinero a nuestra costa.

Por eso, desde UPA-UCE estamos pidiendo a las administraciones que establezcan medidas efectivas. Algunas ya se han conseguido, como la devolución de los 20 céntimos del gasóleo agrícola, pero además de más medidas, los distintos gobiernos deben controlar la especulación global que estamos sufriendo los agricultores y ganaderos y, por eso, apostamos por tomar medidas con carácter global que regulen y pongan reglas al comercio.

Por otro lado, tenemos un grave problema con los precios de los productos que nosotros vendemos, y es que no somos capaces de cubrir los costes que vamos teniendo.

Esto ocurre también por la especulación y la manipulación del mercado que hacen unos pocos. Por eso, desde UPA-UCE hemos luchado y conseguido en solitario que se aprobara la Ley de la Cadena Alimentaria. Después hemos trabajado para mejorarla y ahora lo hacemos para que se cumpla y para eso estamos exigiendo a la Junta de Extremadura que realice estudios de costes de producción de los distintos sectores y se publiquen para que esas referencias sirvan para poder denunciar a quienes no las cumplan.

Y hacemos todo esto porque pensamos que es el único camino para conseguir garantizar el futuro a los agricultores y ganaderos. Porque hasta los que critican la ley no ponen ninguna otra alternativa viable.

¿Qué soluciones aporta su organización agraria ante la problemática actual del campo extremeño?

Somos la organización de referencia para las explotaciones familiares, no nos acordamos de ellas cada 5 años como hacen otros, si no que cada día ponemos encima de la mesa propuestas para que se diferencien en los apoyos públicos frente a las grandes explotaciones. Las explotaciones familiares son las que más beneficios generan a la sociedad, produciendo alimentos de calidad, sostenibles, gestionando el territorio y manteniendo los pueblos abiertos y un mundo rural vivo.

Necesitamos que se pongan en marcha unas medidas acordes a los problemas reales que estamos teniendo los profesionales del campo. No se puede dejar a nadie atrás porque nos jugamos el futuro del motor económico de nuestra región, el modelo que genera riqueza y empleo y da vida a los pueblos.

UPA-UCE pide una respuesta clara por parte de las distintas administraciones, con ayudas dotadas de  presupuesto suficiente que ayuden a paliar las graves pérdidas que van a sufrir los agricultores y ganaderos en esta campaña.

La sequía se ha convertido en un gravísimo problema para el regadío extremeño en esta campaña, basta decir que sobre 60.000 hectáreas no se van a poder regar o tienen restricciones muy importantes de riego. Y esto requiere de actuaciones urgentes y decididas por parte de las administraciones para que estos agricultores tengan claro cuanto antes con qué apoyos van a poder contar para tratar de paliar la situación y poder seguir adelante con sus explotaciones.

Y hasta ahora, aunque se han aprobado algunas medidas hay que decir que no sirven para arreglar este desastre. Establecer ayudas solo para los arroceros no es la solución al problema de la sequía porque se está dejando fuera al resto de agricultores que dependen de nuestros regadíos y que no van a poder sembrar en esta campaña.

Por eso, estamos viéndonos obligados a movilizarnos porque después de meses de negociación y trabajo con las administraciones, no plantean ayudas directas para todos los regantes afectados, porque los regantes necesitan ayudas sean arroceros o no y estén donde estén.

Los regantes extremeños necesitan ayudas directas con presupuesto suficiente para paliar las pérdidas de esta campaña. Sobre la política de regadíos, creemos que es muy importante seguir trabajando como hasta ahora en la modernización de regadíos para optimizar el uso del agua, que se ha convertido en un bien escaso y para eso se necesitan presupuestos.

También apoyamos la creación de nuevos regadíos como los de Monterrubio y Tierra de Barros, que más que regadíos, son riegos de apoyo a los cultivos que los productores de estas zonas necesitan para no verse abocados a la desaparición.

En la reconversión del campo, evidentemente, reclamamos más presupuesto para las medidas de modernización y mejora de nuestras explotaciones ya que siempre son insuficientes.

También desde UPA-UCE hemos propuesto y trabajado para que exista una redistribución de las ayudas, y gracias a esto en esta nueva PAC no van a seguir ganando los de siempre, no va a seguir todo igual (que el 20% de las explotaciones cobre el 80% de las ayudas) porque se ha puesto un techo de ayudas por explotación y una ayuda a las primeras hectáreas de las explotaciones que beneficie a las explotaciones familiares, a las explotaciones profesionales que son las que más beneficios generan al conjunto de la sociedad.

Otro de los grandes problemas que tenemos en el campo extremeño es el relevo generacional. Tenemos una población activa agraria muy envejecida y cada vez se incorporan menos jóvenes, por eso desde UPA-UCE Extremadura proponemos medidas para que esto cambie y uno de los principales problemas es el acceso a la tierra.

Por eso, desde UPA-UCE proponemos la recuperación de medidas como el cese anticipado de las explotaciones o que en esta nueva PAC los mayores de 60 años puedan seguir cobrando determinadas ayudas si ceden su explotación a un joven. Desde UPA-UCE también reivindicamos que se aumente el presupuesto de las ayudas a la incorporación de jóvenes porque siempre se quedan cortos para atender las solicitudes que hay.

Por último, necesitamos contar con unos estudios de costes de producción para que ningún agricultor o ganadero reciba un precio que esté por debajo de lo que le cuesta producir.

¿Qué consideran prioritario desde UPA-UCE Extremadura para el mantenimiento de la agricultura y la ganadería en Extremadura? Estas son las principales propuestas de UPA-UCE para el progreso del campo extremeño:

GARANTIZAR EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA

El Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas deben publicar los costes de producción en los distintos sectores para que se contemplen en los contratos. La Junta de Extremadura debe poner en marcha una autoridad de ejecución que asegure el cumplimiento de la ley y el control de las prácticas comerciales.

FRENAR EL AUMENTO DE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN

Vivimos una situación sin precedentes, con precios disparados en todos los costes de producción. UPA-UCE exige ayudas directas y exenciones fiscales, además del máximo control por parte del Gobierno para acabar con la especulación.

AYUDAS DIRECTAS POR LA SEQUÍA

La sequía arrastrada durante meses ha generado gravísimas perdidas en el regadío y la ganadería. La respuesta de las administraciones no es suficiente. UPA-UCE reclama ayudas directas urgentes para los agricultores y ganaderos afectados.

PRIORIDAD EN LOS SEGUROS AGRARIOS PARA LAS EXPLOTACIONES FAMILIARES

Las grandes explotaciones se aprovechan descaradamente de las ayudas públicas a los seguros agrarios, en perjuicio de las explotaciones familiares, con porcentajes de apoyos cada vez menores, que hacen que los seguros sean más caros y tengan peores coberturas. Por ello, UPA-UCE propone la aplicación de un techo de ayudas y su modulación, con prioridad para la agricultura y la ganadería familiar.

LA NUEVA PAC DEBE ASEGURAR EL FUTURO DE LOS VERDADEROS PROFESIONALES DEL CAMPO

La nueva PAC, que será efectiva en 2023, debe aplicarse en España con un único objetivo: beneficiar a los verdaderos profesionales del campo, con un enfoque social hacia las explotaciones familiares, a través de techos máximos en las subvenciones, las ayudas redistributivas y la modulación de las ayudas acopladas.

GESTIONAR EL AGUA Y LOS REGADÍOS CON CRITERIOS SOCIALES

Ante el grave retraso en las autorizaciones de pozos por parte de las Confederaciones Hidrográficas, y en especial la del Guadiana, desde UPA-UCE reclamamos la máxima agilidad en los trámites con un tiempo máximo de repuesta que no sea superior al año de solicitud.

Debido a las graves sequias hídricas que venimos padeciendo en Extremadura, pedimos que en estas situaciones se modifiquen las prioridades de riego, introduciendo los criterios sociales que prioricen a las explotaciones familiares sobre las grandes explotaciones.

MEJORAR LAS AYUDAS AL RELEVO GENERACIONAL

Desde UPA-UCE proponemos la recuperación del cese anticipado de la explotación o el diseño de una medida similar para favorecer el relevo generacional que tan necesitados estamos en nuestra comunidad autónoma.

SANIDAD ANIMAL CON GARANTÍAS

Desde UPA-UCE Extremadura reivindicamos, entre otras, estas medidas para mejorar la sanidad de nuestras ganaderías:

Mayor control sanitario y del número de animales de fauna salvaje para reducir el riesgo en las explotaciones ganaderas.

Poner en marcha ayudas al lucro cesante para las explotaciones afectadas en varios saneamientos.

IGUALDAD Y PROGRESO PARA LAS MUJERES RURALES

El registro en el régimen de Titularidad Compartida debe tratarse como una incorporación a la actividad agraria. Hay que extremar la vigilancia sobre el cumplimiento de la Ley de Cooperativas para asegurar la representatividad de las mujeres en sus órganos de gestión.

¿Qué retos de futuro se marcan desde esta organización agraria?

SOLUCIONES ADECUADAS A LOS PROBLEMAS DE CADA SECTOR

  • UPA-UCE exige la puesta en marcha de un etiquetado en origen que acabe con el confusionismo interesado de las importaciones de países terceros.
  • UPA-UCE reclama el máximo control de la especulación en los precios de este sector para evitar perjuicios a los agricultores.
  • Una vez que hemos conseguido integrar este cultivo en la Ley de la Cadena Alimentaria, exigimos precios que cubran los costes de producción.
  • Olivar tradicional. UPA-UCE sigue reclamando la puesta en marcha de una ayuda acoplada para el olivar tradicional.
  • Viñedo. Reclamamos el mantenimiento de la ayuda a la reestructuración y un precio justo para las uvas.
  • Fruta de hueso. Reclamamos la flexibilización de la retirada de frutas de hueso y que los precios se actualicen en función de los costes de producción. En la cereza, exigimos una mejora del seguro agrario y el cumplimiento de los requisitos para las importaciones de países de fuera de la UE.
  • Tomate para industria. Pedimos precios que permitan el mantenimiento de las explotaciones familiares en un sector tan importante como es el tomate para el regadío extremeño.
  • Pimiento para pimentón. Apostamos por la investigación para su mecanización y que los productores puedan obtener un precio que permita el mantenimiento de este tipo de explotaciones familiares.
  • Ovino y caprino. Desde UPA-UCE seguimos luchando para que las ayudas lleguen de manera prioritaria a las explotaciones familiares.
  • Exigimos el reconocimiento de la Unión Europea al ecosistema de la dehesa a través de una ayuda por el mantenimiento que realizan los ganaderos.
  • Porcino ibérico. Reclamamos que este sector tenga un papel más relevante dentro de la PAC, no solo en los ecoesquemas.
  • UPA-UCE exige a las administraciones acceso a productos sanitarios para controlar la varroa.
  • Exigimos el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria en los sistemas de integración.

¿Por qué votar a Upa-Uce Extremadura?

Porque somos la organización agraria que representa a las explotaciones familiares y profesionales, a aquellas que viven en los pueblos, que los mantienen vivos generando riqueza y empleo y gestionan el territorio frente a las explotaciones de sofá.

Por eso, desde UPA-UCE trabajamos cada día elaborando propuestas para que se solucionen los problemas del campo, en las reuniones, en nuestras oficinas o en la calle

Este domingo hay elecciones al campo en Extremadura, donde nos jugamos ser la fuerza para cambiar las cosas y para dar soluciones a los problemas de los agricultores y ganaderos extremeños.

Detrás de cada logro conseguido para el campo extremeño han estado siempre el trabajo y las propuestas de UPA-UCE Extremadura.

Este domingo hay dos opciones: votar a las organizaciones que, como UPA-UCE, representan a los verdaderos agricultores y ganaderos, los que nos dejamos la vida en el campo o regalar nuestro voto, trascendental para el futuro de todos, a siglas que no representan a nadie, sin estructuras, servicios ni compromiso con el sector, con supuestos agricultores de sofá cuyas intenciones están muy lejos de nuestra verdadera realidad.

Ganar las elecciones al campo nos hará más fuertes, en cada negociación, en las movilizaciones cuando sean necesarias, en los servicios que ofrecemos en las oficinas de UPA-UCE por toda Extremadura, que son la casa común de todos.


Galería de imágenes