El Ayuntamiento de Moraleja ha acondicionado la Escuela de Educación Infantil “Joaquín Ballesteros” para mejorar la iluminación y adoptar medidas que permitan afrontar el calor que se registra en las aulas con la llegada del buen tiempo.

Una de las modificaciones más importantes realizadas en el centro, ha sido la colocación de nueve ventiladores de techo con mando en las aulas más calurosas, por un importe de 600,04 euros.

Además de la instalación de estos ventiladores, también se ha arreglado por una cuantía de 2.513 euros, el suelo vinílico del centro, ya que se encontraba deteriorado, han señalado desde el consistorio.

Anuncios
Anuncios

En consonancia con los presupuestos municipales basados en los objetivos de desarrollo sostenible, otro de los cambios que se han llevado a cabo en la escuela infantil, han sido todas las luminarias del centro a LED con una inversión de 2011,09 euros, han asegurado.

Con estas modificaciones, “se pretende mejorar en eficiencia energética y hacer más confortable la enseñanza de los más pequeños en los periodos calurosos. El ahorro que esto supone repercutirá en seguir invirtiendo en otros edificios públicos”, han aseverado desde el Ayuntamiento de Moraleja.


Galería de imágenes