El Concurso Nacional de Saltos de Cáceres, el más antiguo de España y que alcanzó su LXXVI edición en 2019, antes de que se cancelara por la pandemia de la Covid, regresa este año a la Feria de San Fernando, a finales de mayo, y se prevé que tenga apuestas deportivas, después de que la administración regional ordenara en 2018 su prohibición.

De hecho, la Mesa de Contratación ha adjudicado este lunes el Concurso Nacional de Saltos de Cáceres a la empresa Carrero Velasco por 47.921 euros, “lo que permitirá volver a instaurar este campeonato durante la Feria de San Fernando”, aseguran desde el consistorio.

En 2018, por primera vez en 75 años, el concurso hípico se celebró sin que los asistentes pudieran apostar, lo que para la corporación de entonces suponía “una tradición de toda la vida en la ciudad”.

Anuncios
Anuncios

Esta decisión llegó de la mano de la Consejería de Hacienda, que las prohibió en virtud de un decreto de 2014 para proteger a menores de posibles “conductas patológicas” relacionadas con el juego.

El ejecutivo de Elena Nevado intentó buscar entonces una solución alternativa a través de la Asociación de Empresas del Juego de Extremadura, pero por cuestiones técnicas no se llegó a cerrar el convenio con la concejalía de Festejos.

El consistorio buscó una empresa privada con permiso para gestionar las tradicionales apuestas, y que se encargara de ese importante aspecto lúdico del concurso de saltos de Cáceres. Algo que estaría buscando de nuevo ahora el ayuntamiento, para volver a vender boletos durante el concurso.

De esta forma, se recuperarían las tradicionales apuestas que llevan sin poder celebrarse cuatro años (por la prohibición y la pandemia de la covid).


Galería de imágenes