El grupo de estupefacientes de la Comisaría Provincial de Badajoz ha detenido a tres varones por su presunta implicación en un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, en la barriada pacense del “Gurugú”.

En un comunicado emitido este miércoles, el estamento nacional ha explicado que la detención se produjo el pasado 31 de marzo y que la investigación comenzó a principios de año tras las numerosas quejas vecinales y contactos con el departamento de Participación Ciudadana.

Dichas quejas alertaban sobre la posible existencia de un punto de venta muy activo en la calle Guadiana, por lo que los investigadores realizaron vigilancias y seguimientos discretos para identificar a los presuntos responsables y la localización exacta del lugar.

Anuncios
Anuncios

Los agentes comprobaron un trasiego de toxicómanos que accedían al interior del domicilio investigado, donde se estaría surtiendo de sustancia estupefaciente a estas personas, así como las distintas medidas de seguridad que los implicados adoptaban con el claro objetivo de obstaculizar las posibles acciones policiales.

Con la preceptiva autorización judicial la Policía registró el domicilio, que contaba con amplias medidas de seguridad como puertas blindadas y refuerzo de cerramientos.

El interior de la vivienda disponía de dos estancias, la primera tipo “búnker” donde se dispensaba la droga y una segunda una “narcosala” en la que se permitía el consumo de esta.

Además, se intervinieron 35,10 gramos de cocaína, 36,40 gramos de heroína, 604 euros en billetes fraccionados, básculas y diversos utensilios para la manipulación y venta de las sustancias.

Tras el registro, los agentes detuvieron a tres varones, de entre 29 y 43 años de edad, que cuentan con antecedentes anteriores y que fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, la cual decretó el ingreso en prisión de uno de ellos.