El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha destacado la importancia del programa de crecimiento e inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social (Programa CRISOL), que se está llevando a cabo en Aldea Moret, tanto por la oportunidad que ofrece a muchas personas como por las intervenciones que se están haciendo en este barrio y el impacto social.

Luis Salaya, ha visitado esta mañana, junto a teniente de alcalde, María José Pulido, y la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, el proyecto que se está llevando a cabo, “que tiene una importancia inmensa por la manera en que combina el aprendizaje de ciertos contenidos de trabajo prácticos con otras competencias generales que van a ayudar a los participantes realizar otro tipo de trabajos.

“No se trata sólo de aprender un oficio”, ha incidido, “sino de adquirir ciertas competencias y también autoestima, y dar una oportunidad a muchas personas que no la han tenido ni creían que la podrían tener”.

Anuncios
Anuncios

Ha recordado, que desde el Ayuntamiento están muy en contacto con el alumnado, “lo visitamos, y para este barrio es significativo porque desde hace años se utilizan algunas de las intervenciones de este programa para hacer mejoras en él”, según han informado desde el Ayuntamiento de Cáceres en nota de prensa.

Y ha resaltado el impacto social positivo, “ya que muchas veces los usuarios del programa son vecinos del barrio, que aprenden a valorar su patrimonio y lo que construyen con su esfuerzo y trabajo”.

Salaya, ha agradecido el esfuerzo de la Junta de Extremadura “con proyectos tan importantes para la ciudad como este o el nuevo centro de Proa, un proyecto fundamental del que se llevaba hablando muchos años y que se ha conseguido desatascar, aunque vaya a acumular un poco de retraso por los problemas con el precio y el suministro de los materiales, que vamos a sufrir en todas las obras”, ha añadido el alcalde cacereño.

 


Galería de imágenes