Un autobús de la empresa ALSA ha sufrido esta madrugada la rotura de una de sus lunas por el lanzamiento, por parte de los piquetes de la huelga de transporte, de varias piedras desde un paso elevado, según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura.

La Guardia Civil instruye diligencias para poder identificar a los autores de los hechos, que han tenido lugar en el km 198 de la autovía A-5, en el término municipal de Almaraz (Cáceres).

La Delegación del Gobierno ha advertido del peligro de estas acciones para la seguridad de las personas y ha recordado que se trata de hechos que podrían ser constitutivos de delito.

Anuncios
Anuncios

Por otro lado, también durante esta madrugada se ha llevado a cabo la quema de neumáticos en la autovía A-66, a su paso por el término municipal de Plasencia (Cáceres), por lo que ha sido necesaria la presencia de los bomberos.

Durante las últimas horas, la Guardia Civil continúa trabajando para garantizar el transporte y suministro de alimentos en la región.

Así, sobre las 6:45 horas de este sábado, dos patrullas, junto a la Policía Local de Miajadas (Cáceres) han garantizado la descarga de alimentos en un supermercado de esta localidad, ante la presencia de un piquete compuesto por diez activistas que se habían concentrado en el lugar.

Tras ser identificados sus integrantes, el abastecimiento de productos al supermercado ha finalizado a las 7:45 horas sin incidencias.


Galería de imágenes