La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha valorado los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) de 2021, y ha afirmado que “ha sido un año de recuperación del empleo”, pues ha habido 10.300 empleados más, un 2,7 por ciento de incremento, y unos 12.000 parados menos, una bajada del 11,5 por ciento.

Acompañada por el secretario general de Empleo, Javier Luna, la consejera ha explicado que la tasa de paro en Extremadura ha bajado 2,4 puntos y se ha situado en el 18,94 por ciento, mientras que la estatal fue del 13,33 por ciento, con lo que se vuelve a los niveles de finales de 2008, que eran del 18,11 y 13,79 por ciento, respectivamente.

Para Esther Gutiérrez, y en vista de los datos, “el año 2021 es el año de convivencia con la pandemia, de la recuperación del empleo y con buenas perspectivas para 2022”, ya que entrarán en el mercado de trabajo y en la economía los Fondos Europeos de Recuperación y Resilencia y existen buenas previsiones de crecimiento, según estudios de prospectiva como el de BBVA.

Anuncios
Anuncios

En el caso de Extremadura, están aprobadas ayudas por valor de 55,4 millones de euros, que se van a destinar a empleo para mujeres, jóvenes, autónomos y parados de larga duración.

Si bien el cuarto trimestre del año, según la EPA, cierra con 2.200 parados más y una bajada de la ocupación de 17.600 personas, “de no mediar la sexta ola de la pandemia ni los problemas de la economía mundial en este último trimestre, probablemente los datos del año hubieran sido aún mejores”, ha puntualizado Gutiérrez.

Por grupos de población, el desempleo se reduce de forma más intensa en las mujeres, en 10.500, que en los hombres, unos 1.500, y mientras la tasa de paro de las mujeres baja en 3,7 puntos, la de los hombres en 1 punto, aunque en el lado de la ocupación, crece más entre ellos, unos 8.600, que en ellas, unas 2.000.

El paro juvenil se ha reducido un 20 por ciento en 2021, unas 5.700 personas, al tiempo que la tasa de paro juvenil se sitúa en el 32 por ciento, cayendo 6 puntos en el año y llegando a niveles de 2008.

También ha reseñado la consejera que la tasa de abandono escolar cae del 18 al 14 por ciento, “probablemente la más baja de la historia”, con lo que se ve con claridad que se ha producido un doble movimiento, como es un crecimiento del empleo en 1.500 puestos de trabajo y la vuelta a los estudios de los jóvenes en edades comprendidas entre 18 y 24 años.

EMPLEO POR SECTORES

Según el informe de la EPA, el empleo crece en todos los sectores salvo en construcción, que baja un 5,3 por ciento. En Industria sube un 12 por ciento; en agricultura, un 9,6 por ciento, y en servicios, un 1,3 por ciento.

Por su parte, el desempleo baja en todos los sectores, en concreto un 34 por ciento en la industria, un 22 por ciento en agricultura, un 19 por ciento en construcción y un 7 por ciento en servicios.

Los autónomos se reducen en 2.700 en el año, según la EPA, sobre todo en actividades financieras, unos 1.500, pero es positiva la recuperación de los autónomos en hostelería en 1.700, por lo que “somos conscientes de la mayor fragilidad del empleo autónomo en esta crisis y, por eso, estamos reforzando las ayudas”.

Esther Gutiérrez ha destacado “el esfuerzo público que se ha realizado para reforzar el sistema sanitario y el sistema educativo, que ha llevado aparejado la creación de 5.400 empleos en sanidad y 3.700 en educación”, aunque “lo más destacable es que el 73 por ciento de todo el empleo nuevo creado corresponde a los sectores privados, unas cifras que demuestran el esfuerzo colectivo de toda la región por superar esta situación y además creando empleo.

Por tanto, la EPA confirma que en 2021 ha crecido el empleo, ha bajado el paro y se ha producido una fuerte recuperación del mercado de trabajo, lo que es “una buena referencia para 2022, un año en el que entrarán en funcionamiento los Fondos Europeos de Recuperación y Resilencia”.

Estos fondos son la respuesta europea a los efectos de la pandemia en la economía y el empleo, pero además suponen “una oportunidad extraordinaria para abordar los retos de nuestras economías como la digitalización, la transición ecológica o la temporalidad en el empleo”.

Solo en políticas de empleo se ha aprobado un paquete extra de más de 55 millones de euros para mejorar el empleo de mujeres, jóvenes, parados de larga duración y fortalecer el empleo en la pymes, a lo que hay que sumar el “Programa 1+1”, dotado con 23 millones de euros, dirigido a impulsar la contratación por parte de los autónomos y que ya está en marcha.

“En términos de temporalidad, vemos con claridad que se necesita una reforma laboral adaptada a los nuevos tiempos, que incida en un mercado de trabajo más justo y que promueva la confianza en los trabajadores a través de contratos indefinidos”, ha asegurado Gutiérrez, pues es “la primera vez desde los años 80 que existe una propuesta negociada y concertada con patronal y sindicatos, equilibrada, sin imposiciones, una propuesta para un nuevo tiempo económico que tiene como objetivo más empleo de más calidad”.

Con todas estas medidas, desde la Consejería de Educación y Empleo se espera que 2022 sea un año en el que siga creciendo empleo, tal y como indican las previsiones; en el que la pandemia deje de ser una amenaza y se aborden retos de futuro en el mercado de trabajo extremeño gracias a los fondos europeos y la reforma laboral”.

 


Galería de imágenes