Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Logrosán (Cáceres), han investigado a un hombre, vecino de esta localidad, como supuesto autor de un delito de hurto, tras la sustracción de un total de 42 postes de madera, con sus anclajes y tornillos, que se encontraban instalados en la Vía Verde que discurre por Logrosán (Cáceres). Los agentes han recuperado los postes, que el investigado había utilizado para fabricarse un picadero de caballos en su finca.

La investigación comenzó el pasado día 10 de diciembre, tras la denuncia interpuesta ante la Guardia Civil de Logrosán por la supuesta sustracción de 42 postes de madera, correspondientes a un tramo de 200 metros, que se encontraban instalados en la Vía Verde “Vegas del Guadiana- Las Villuercas”, a su paso por la localidad de Logrosán (cáceres).

Durante varias semanas, agentes del Puesto de Logrosán (Cáceres) han realizado gestiones de investigación para el esclarecimiento de los hechos, averiguando finalmente que los postes de madera pudieran encontrarse en una finca situada en el término municipal de esta localidad.

Anuncios
Anuncios

Tras las gestiones de averiguación practicadas, se pudo conocer la concreta finca en la que, supuestamente, se encontraban los postes sustraídos, ante lo cual, el pasado día 21 de enero, los agentes se desplazaron hasta la misma, localizando en ella los postes sustraídos, muchos de los cuales, aprovechando el buen estado de las maderas, habían sido utilizados para la construcción de un picadero de caballos. El resto de los postes fueron localizados en el interior de una nave de la propia finca, junto con sus anclajes y la tornillería correspondiente.

 


Galería de imágenes