No habrá restricciones en Navidad en Extremadura. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que no hay datos que avalen la limitación de derechos fundamentales de las personas a pesar de que la comunidad autónoma haya sumado 1.500 nuevos contagios en la última jornada.

Fernández Vara ha afirmado que en Extremadura hay 889.296 ciudadanos con la pauta de vacunación completa y 292.134 con la tercera dosis y gracias a eso la ocupación de las camas hospitalarias en la región es del 1,68 y de las camas UCI el 2,5. El jefe del Ejecutivo regional ha expresado su convencimiento de que la vacunación es la apuesta para hacer frente a la pandemia de la Covid-19 y ha añadido que aunque las vacunas no han impedido los contagios, sí han frenado los ingresos hospitalarios.

En la Junta de Extremadura están convencidos de que la vacunación ha sido un éxito colectivo que ha evitado situaciones como las vividas hace un año y que obligaron a tomar medidas duramente criticadas por la sociedad. Por eso, de momento el Gobierno regional se limita a dar recomendaciones, y si la situación se agrava, se planteará la posibilidad de ordenar restricciones.

Anuncios
Anuncios

“No tenemos elementos objetivos para poder restringir los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos, porque los datos no lo avalan”, ha dicho Vara, que ha comparecido tras la reunión de la conferencia de presidentes que ha presidido el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y a la que han asistido por videoconferencia los presidentes de los Gobiernos autonómicos y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, así como el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero.

A la espera de que el consejo de ministros de carácter extraordinario apruebe el Real Decreto-Ley por el que se establece el uso obligatorio de las mascarillas y se refuerce el papel de las fuerzas armadas en los rastreos, la Junta de Extremadura se ha limitado a recomendar la regla de las 6 emes.

Extremadura va a hacer “una enorme apuesta” por la nueva vacunación y el objetivo es que el 80 por ciento de la población de entre 60 y 69 años cuente con la tercera dosis antes de que finalice el año. También se ha propuesto el Ejecutivo que el 80 por ciento de los ciudadanos de entre 50 y 59 años esté vacunado en la cuarta semana del mes de enero y que el 80  por ciento de la población de entre 40 y 49 años lo esté antes de finales de febrero.


Galería de imágenes