Recolectaban de los olivos la aceituna para ocultarlas en explotaciones cercanas y posteriormente transportarlas a puntos de entrega clandestinos en la provincia de Sevilla y además sus acciones delictivas las difundía a través de las redes sociales. Finalmente la Guardia Civil les sorprendió cuando perpetraban uno de sus robos y pudo recuperar unos 2.500 kilos de aceitunas.

De este modo, la Guardia Civil ha instruido diligencias a dos vecinos de Almendralejo por la sustracción de aceitunas en cinco explotaciones de este municipio. El Equipo ROCA de Mérida inició una investigación para el esclarecimiento de los hechos ante la sucesión de hurtos de aceitunas que se estaban perpetrando en olivares del término municipal pacense de Almendralejo y pudieron averiguar la implicación de varias personas asentadas actualmente en esta loczalidad que se estarían dedicando a la sustracción de aceitunas.  Además de llevarse las aceitunas, los investigados grababan los robos con sus teléfonos móviles y posteriormente publicaban sus andanzas en las redes sociales.

Con la identidad de los supuestos autores de los hechos se establecieron  dispositivos de servicios y se les sorprendió transportando y ocultando en una explotación agrícola de Almendralejo los 2.500 kilos que acababan de sustraer de otro olivar cercano. En el vehículo que utilizaron para el transporte de la aceituna, se les intervino el material que supuestamente utilizaron para la recolección y recogida del fruto y que posteriormente transportarían para su supuesta venta clandestina en puntos de recogida de aceituna de Sevilla.

Anuncios
Anuncios

A los investigados se les han instruido diligencias como supuestos autores de la sustracción de más de 16.000 kilos de aceitunas en el interior de cinco explotaciones agrícolas dentro del termino municipal de Almendralejo. Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Almendralejo.