La asociación SOS Desaparecidos, en colaboración con la familia de Pablo Sierra, estudiante universitario de Matemáticas desaparecido en Badajoz desde hace más de 11 días, ha elaborado carteles con el objetivo de difundir la desaparición también en Portugal.

El portavoz de la familia, Joaquin Amills, ha explicado a Efe que se trata “del protocolo que se sigue cuando pasan ciertos días, ampliar la difusión, en este caso por cercanía también en Portugal”. Según ha manifestado, a tenor de los datos que hoy se tienen se busca a Pablo Sierra “en buen estado”, de ahí que sea importante aumentar esta difusión. Amills ha querido también aclarar que “aún no está confirmado” por la Policía Nacional que se encontrase sangre en el móvil del joven, hallado en la zona del Pico, próxima al río Guadiana, pues tal y como se comunicó a la familia “había manchas” en el teléfono, pero “sin la seguridad de que fuese sangre”.

En su opinión, no obstante, fue “un gran error” que se echase agua oxigenada al móvil para comprobar si era sangre, lo que ha desaconsejado que se haga en este tipo de casos. “Donde cayó el agua oxigenada ya no se podrá identificar si es sangre o no, o de quien era, se rompe una prueba importante», ha lamentado, por lo que ha pedido que, cuando se encuentre un objeto con manchas, se entregue a la Policía tal como ha sido hallado.

Anuncios
Anuncios

Preguntado en relación a si podría plantearse algún acto en Badajoz, ha dicho que “no es momento de ningún tipo de presión, es momento de que trabaje la Policía Nacional en las distintas líneas de investigación, en un caso además que está bajo secreto de sumario”, aunque “sí es importante pedir a la ciudadanía que siga difundiendo y que ante cualquier detalle no se dude en aportar la información”.

En este sentido, el Centro Nacional de Desaparecidos ha habilitado en su página web (Ministerio del Interior) una opción para que se pueda informar sobre cualquier detalle en relación a la desaparición de forma confidencial. El Centro Nacional de Desaparecidos de España es un organismo pionero en Europa para coordinar la información sobre personas desaparecidas, como indica su página web.