El turismo rural extremeño quiere aprovechar el tirón actual del sector, que crece en los últimos meses gracias al potencial de la región como destino seguro, y para ello reforzará en 2022 la apuesta por la digitalización, tanto a través de financiación propia como gracias a los fondos europeos de recuperación.

La presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur), Victoria Bazaga, ha explicado a Efe que el sector regional ha confeccionado o elabora ya distintos proyectos en el objetivo de beneficiarse tanto de los Fondos Next Generation como de los programas impulsados por el Gobierno central o por la Junta de Extremadura.

Todos estos planes, algunos de ellos basados en la colaboración público-privada y otros destinados directamente al sector privado, contemplan “una parte muy importante” a la digitalización de la empresa, lo que “se debe aprovechar”.

Anuncios
Anuncios

Por este motivo se trabaja por ejemplo en las distintas propuestas a presentar a Europa, a la espera de la apertura de la convocatoria de estos planes, entre otros para desarrollar el software necesario para la gestión interna de los establecimientos (donde los protocolos covid hacen aún más necesarios estos sistemas), programas de promoción turística, o la reserva y el check-in y check-out online.

Por otra parte, los establecimientos invierten fondos propios en la medida de sus posibilidades en estos sistemas, más aún desde la llegada de la pandemia, iniciativas que se reforzarán el próximo año, pues “quien no se digitalice desaparecerá”.

En este sentido, solo un 35 por ciento de los establecimientos del turismo rural extremeño tienen hoy digitalizada toda su gestión, de ahí la importancia de avanzar “con el claro objetivo de llegar al cien por cien”.

“El sector autonómico está por tanto muy ocupado y preocupado a este respecto, y se volcará en estas iniciativas”, ha manifestado la presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural.

Estas iniciativas deben impulsarse en un momento en el que Extremadura crece en cuanto al número de visitas, al ser un destino que están descubriendo muchos ciudadanos españoles en una situación en la que viajar a otros países se ha complicado debido a la pandemia.

No en vano, tanto en el periodo estival como en los puentes festivos otoñales la ocupación ha alcanzado niveles muy elevados, que se pretenden refrendar cuando la situación pandémica mejore, y Extremadura, como el resto de comunidades, abra de nuevo sus puertas a los turistas de otros países. EFE


Galería de imágenes