•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha detenido e investigado a cinco vecinos del municipio pacense de La Albuera, por su implicación en sesenta y dos robos perpetrados en fincas de la provincia de Badajoz.

Las detenciones se enmarcan en la operación ‘Saxum-Bow’, que inició el pasado año el equipo ROCA de la Guardia Civil de Badajoz por los robos perpetrados en explotaciones agrícolas y ganaderas de La Albuera, todos ellos realizados con el mismo modus operandi, según indica la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz en una nota de prensa.

Los robos se produjeron tras forzar los accesos a los inmuebles, en los que ocasionaron cuantiosos daños, y allí se apoderaron de gasóleo, vehículos, grupos electrógenos, vareadores, baterías, herramientas y maquinaria agrícola, entre otros objetos.

Anuncios
Anuncios

La investigación se inició en tiendas de compra-venta de artículos de segunda mano y centros de reciclaje de Badajoz, en los que se constató que parte de los artículos robados habían sido entregados para su venta por un vecino de La Albuera con antecedentes por hechos similares.

Posteriormente, la Guardia Civil pudo comprobar que este individuo, junto a otros vecinos de su localidad, conformaban un grupo delictivo que se reunían en su domicilio, supuestamente para llevar a cabo las acciones delictivas.

Con las pruebas incriminatorias, a principios de noviembre se intervino en un garaje y en un domicilio parte de los efectos de los robos denunciados, así como numerosos efectos del que no pudieron acreditar su legítima procedencia.

Durante la investigación se pudo determinar la implicación de los integrantes de este grupo en 47 robos perpetrados en fincas agrícolas y ganaderas de La Albuera, nueve en Solana de los Barros, tres en Santa Marta de los Barros, uno en Olivenza, uno en Valverde Leganés y otro cometido en Talavera la Real.

En estas fincas supuestamente se apoderaron de más de 12.000 litros de gasóleo agrícola, una treintena de baterías, dos motocicletas y un ciclomotor, una docena de vareadores, una treintena de grupos y programadores, así como maquinaria eléctrica y herramientas de uso agrario.

A los cinco albuereños se les ha instruido diligencias y han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Badajoz.


Galería de imágenes