•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) está “muy pendiente” de la secuenciación de los casos positivos de coronavirus por si aparecen nuevas variantes, sea ómicron o cualquier otra, así como de la evolución de los propios pacientes que “no se dispare la gravedad”, en un momento donde la incidencia en la región está “empeorando”, no así el número de personas hospitalizadas.

A preguntas de los medios tras la inauguración de le exposición “Re-Cordis” en Mérida, Vergeles ha precisado que esta jornada hay una mejora en cuanto al número de personas ingresadas, con seis pacientes menos, hasta 24, de ellas cuatro en UCI, y la región permanece “estable” en cuanto a positividad de las pruebas que están en “un nivel bajo”.

Desde el SES están siguiendo “brote a brote” y están “muy pendientes” de la secuenciación, para adoptar las medidas que fueran necesarias llegado el caso.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, ha recordado a la población que cualquier variante que salga “se combate con las mismas herramientas” de momento: la vacunación, que en Extremadura va “muy bien” aunque hay que seguir incidiendo en ello, y sobre todo las medidas de seguridad, las seis “m”.

El proceso de vacunación del grupo de 60-69 años “va evolucionando muy bien”, se ha extendido prácticamente a toda la comunidad autónoma ya y “están siendo llamados en la mayoría de las áreas por año de nacimiento”.

“Yo espero que en tres semanas hayamos sido capaces de finalizar ese grupo de población, incluido personal sanitario y sociosanitario”, ha afirmado el titular de Sanidad.

De momento no está previsto implantar en Extremadura el pasaporte covid y ha emplazado a ver cómo evoluciona la vacunación de las terceras dosis en los mayores de 60 años y en aquellos grupos con menor cobertura, como una parte de la población que “va de treinta y tantos a cuarenta y pico”, donde aún así está por encima del 80 por ciento.

Por otro lado, cuestionado por los requisitos de Portugal para cruzar la frontera, ha invitado a consultar la página del Ministerio de Asuntos de Exteriores para conocerlos en detalle, pero ha apuntado que los trabajadores transfronterizos estarían exentos de presentar un test con resultado negativo para poder entrar en el país, como sí deben acreditar el resto de ciudadanos.

“No se va a exigir en frontera pero se van a hacer controles aleatorios. Yo me llevaría una prueba diagnóstica que parece que tiene que estar informada por un facultativo, esto no significa que se haga en la pública, y en segundo lugar el certificado de vacunación”, ha declarado.

Además, ha sido cuestionado por la distribución de la vacuna pediátrica de Pfizer a mediados de diciembre. “Yo no la esperaba antes”, ha asegurado el consejero, según el cual esta se administrará “en cuanto llegue” pues ya cuenta con el permiso de la Agencia Europea de Medicamentos y, por tanto, de forma “automática” por el de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Vergeles espera que esta semana o principios de la próxima se tengan noticias de la otra vacuna, la de Moderna, también para la edad pediátrica y si pasa la evaluación continua, que “seamos capaces de tener dos alternativas para la vacunación de los niños”.

De cara a los encuentros intergeneracionales en Navidad, ha abogado por “intentar protegerlos con otra cosa que no sea también la vacuna”, de la que se intentará la mayor cobertura posible o que los niños tengan “al menos una dosis” ya que, ha subrayado, la incidencia es de “ciento y pico” en el tramo de 0 a 11 años, aunque hay otras comunidades autónomas donde se sitúa en 1.400 casos.


Galería de imágenes