El consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha explicado que, frente a las nuevas variantes del coronavirus, debe ponerse el foco y recordarse la importancia del respeto a las “6M”, que se centran en el uso de la mascarilla, lavado de manos, mantenimiento de las distancias de seguridad o la minimización del número de contactos.

Antes de asistir en Badajoz a la Reunión Anual de Colaboradores de la Hermandad de Donantes de Sangre pacense, Vergeles ha explicado que Extremadura no ha registrado ninguna variante ómicron.

Respecto a esta variante ha explicado que deben ponerse todos los esfuerzos posibles por poner la cooperación internacional en el frontispicio de las acciones en materia de salud, pues los países no ricos carecen de “acceso a la vacuna”, de ahí que sean tan importantes acciones como la efectuada por España en lo relativo al envío de más de 22 millones de dosis a Iberoamérica.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, ha precisado que “el otro reservorio de virus está en países muy desarrollados, con mucho dinero”, donde el negacionismo hace estragos “respecto a los protocolos de vacunación”, cuestión donde también es necesaria “una cooperación internacional” en lo relativo a la responsabilidad global.

«Además, aparece una variante y la Bolsa es capaz de bajar un cinco por ciento… hasta que se demuestre si es más grave o contagiosa, como así parece, ¿no es más rentable fomentar la regla de las 6M?, pues con ello se evitará la ómicron y el resto de las variantes”, se ha preguntado.

A su juicio, “parece como si solo preocupase la última variante aparecida» y ha agregado que «si somos capaces de cumplir con la regla de las 6M estaremos protegiéndonos, y eso lo tenemos seguro”.

Por este motivo, ha incidido en que “la llamada de atención” no debe ser la existencia de una nueva variante, en relación a la cual los científicos expresarán su importancia, sino que “hay una variante nueva, además de las ya existentes, y bien se haría en seguir protegiéndonos, lo cual no cuesta mucho trabajo”.

«A nadie se le pide que deje su ocio o su trabajo, sino que en interiores debe existir ventilación, que se use la mascarilla, se laven las manos, se guarden las distancias de seguridad o quedarse en casa si hay síntomas”, ha aseverado.