•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La implantación en Plasencia del método CES -Captura, Esterilización y Suelta- para controlar y proteger a los gatos callejeros en el núcleo urbano ha logrado en apenas un año la identificación de 25 colonias, con un total de 186 animales censados, que son alimentados por 23 voluntarios.

El Ayuntamiento de Plasencia y la Asociación Protectora de Animales y Plantas “El Refugio” implantaron a principios de año este proyecto piloto que tiene como objetivo principal analizar el estado de las colonias de felinos en la ciudad y evitar el aumento incontrolado de población.

El concejal de Servicios Municipales placentino, Luis Miguel Pérez Escanilla, ha subrayado este martes en rueda de prensa importancia de esta acción para evitar problemas de salud pública y trabajar, además, por el bienestar de los animales.

Anuncios
Anuncios

Así, ha detallado que en la actualidad existen 25 colonias censadas en la trama urbana, que cuentan con 186 gatos, de los que 66 han sido ya esterilizados y, de éstos, 55 han sido reinsertados.

Además, cinco ejemplares han sido adoptados y a otros cinco se les ha perdido la pista una vez devueltos a la colonia.

Pérez Escanilla ha indicado que hasta el momento son 23 los voluntarios que se encargan de la alimentación de los animales y ha anunciado que se impartirá, con cargo a las arcas municipales, una formación específica para estas personas.

También ha recordado que los voluntarios de la protectora son los encargados de localizar las colonias de gatos silvestres y se ponen en contacto con las personas que los alimentan.

A continuación los captura y el servicio veterinario se encarga de la esterilización para su posterior suelta en su hábitat natural.

Para atrapar a los animales, El Refugio cuenta con jaulas trampa que se instalan en las proximidades de la colonia con un cebo alimenticio.

Para evitar que gatos ya castrados u otros animales sean capturados, la acción de las jaulas es manual, es decir, los voluntarios seleccionan el animal a capturar.

Una vez esterilizados, se señala a los gatos con una marca en la oreja que sirve de identificación.


Galería de imágenes