La Asociación Juvenil Natura 2000 ha denunciado el derrumbe de otro dintel de la ermita de San Jorge de Cáceres, que se ha caído junto a otro desplomado no hace mucho tiempo.

De este modo se ha quedado «prácticamente sin fijación aérea» una parte de la techumbre que se puede venir abajo «en cualquier momento», según ha advertido la entidad en una nota.

Del mismo modo, ha constatado el agrandamiento de la fisura existente en la antigua antecapilla, que presenta frescos en todos sus muros y techo, «que ha pasado de ser una pequeña grieta a una tan importante que deja en seria duda el que el techo no se venga abajo en poco tiempo».

Anuncios
Anuncios

La asociación ha organizado para este sábado una ruta guiada con el fin de que los cacereños conozcan de primera mano el estado actual de la ermita, «un impresionante edificio, único, a cuyo valor patrimonial singular une el de los frescos del pintor cacereño Juan de Ribera», datados en 1565.

Desde Natura 2000 se ha realizado un seguimiento del deterioro de la ermita en los últimos ocho años, que concluye que su grado de descomposición se ha disparado «progresivamente», poniendo en peligro el que la planta del edificio se mantenga en pie y que desaparezcan las pinturas de Juan de Ribera.

Desde 2015, en que organizó su primera ruta reivindicativa a la ermita para pedir su protección, la asociación ha pedido «reiteradamente» medidas urgentes para evitar la desaparición de la ermita como un afianzamiento de sus muros, el cierre perimetral con un vallado, la desecación de la charca y la creación de un perímetro de control para poder realizar estudios y excavaciones arqueológicas. EFE