El agente de la Guardia Civil, José Antonio Gómez, ha relatado a LA MAÑANA de Radio Interior la trepidante historia que vivió hace unos días cuando, mientras estaba de paisano, tuvo que intervenir en un incendio producido en un local de la ciudad cacereña de Coria.

Gómez Cordero se encontraba en las puertas de un local de Coria el pasado 25 de octubre cuando escuchó las peticiones de auxilio de la propietaria de un establecimiento de hostelería.

Sin pensarlo dos veces, el agente, que se encontraba de paisano, entró en el local donde comprobó que la cocina estaba ardiendo y de forma inmediata, con el extintor del establecimiento, sofocó las llamas que ya se expandían por el mobiliario de la cocina y de la campana extractora. “Había tanto humo que no podía ver más allá de 30 centímetros” ha asegurado Gómez Cordero.

Anuncios
Anuncios

El agente del a Guardia Civil tuvo que hacer tres incursiones en el local, dada la gran cantidad de humo que había, y todas ellas sin los medios de protección correspondientes para luchar contra el fuego, mientras se esperaba la llegada de los efectivos de la Policía Local y del SEPEI de Cáceres.

Ante este acto de valentía y de gran ayuda, el alcalde de Coria, José Manuel García Ballestero, ha mantenido una reunión con Gómez Cordero para agradecerle, en nombre del ayuntamiento, la rápida actuación que evitó que el incendio declarado en el establecimiento hostelero fuese a más.


Galería de imágenes