El subdelegado de Defensa en Cáceres, Manuel del Pozo, ha mostrado su confianza en el protocolo de actuación frente a los presuntos casos de abuso sexual en el seno de las fuerzas armadas.

Del Pozo se ha referido así, a pregunta de los medios, al caso judicializado en los tribunales centrales militares del mando del CEFOT de Cáceres que presuntamente abusó de una soldado alumna del centro.

“Hay tolerancia cero. En este caso no tengo ninguna información, la única que dispongo es la que he obtenido de los medios, pero entiendo que se han seguido los protocolos de actuación establecidos en Defensa para esclarecer los hechos”, ha expuesto momentos antes de participar en las II Jornadas de Liderazgo, organizadas por el Ministerio de Defensa y la Universidad de Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Así, ha explicado que existen unidades de protección frente al acoso (UPA) en el Ministerio de Defensa y cada uno de los ejércitos para que cualquier militar, sea hombre o mujer, que considera que ha sufrido acoso, ya sea sexual o laboral, pueda activar el protocolo.

“La UPA actúa de oficio para intentar solventar el problema, saca a la persona que sufre el acoso del acosador y actúa, o bien judicialmente, profesionalmente o bien disciplinariamente contra el acusado, pero antes hay una investigación, que se hace súper rápido”, ha detallado.

Para ello, en esas unidades hay un jurídico que asesora si el hecho puede ser una falta, un delito o no llega a nada, como pasa, ha dicho, con “muchas denuncias”.

“No tengo por qué ser informado, es una cadena que desconozco. Aquí solo hay una unidad, pero en Andalucía el delegado de Defensa tiene unidades del ejército de tierra, armada, ejército del aire…; si hubiera diez casos y todos tuvieran que informarle, no haría otra cosa que estar pendiente de esos casos”, ha insistido el subdelegado.


Galería de imágenes