•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como ya sucediera en Navalmoral de la Mata el pasado 26 de agosto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue recibido con sonoras protestas en Trujillo, municipio anfitrión de la XXXI Cumbre hispano-lusa en la que el máximo mandatario español y el primer ministro portugués sortearon su paso por la plaza mayor para evitar los silbidos.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha recibido este jueves al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y al primer ministro del Gobierno de la República Portuguesa, Antonio Luís Santos da Costa, momentos antes de que iniciaron su encuentro bilateral junto con miembros de sus ejecutivos en el Palacio de los Duques de San Carlos, donde se oían las voces de los manifestantes.

Al encuentro presidido por Sánchez asisten la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social; la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; el ministro del Interior; la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; la ministra de Industria, Comercio y Turismo; el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, el ministro de Cultura y Deporte.

Anuncios
Anuncios

El encuentro, celebrado en medio de fuertes medidas de seguridad, servirá para la firma de diversos acuerdos de cooperación entre ambos países. Esta tarde Sánchez ha participado junto al primer ministro de la República Portuguesa, Antonio Costa, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en un encuentro con jóvenes españoles y portugueses sobre el futuro de Europa.


Galería de imágenes