La compañía Orange invertirá cuatro millones de euros en la puesta en marcha de un centro de procesamiento de datos en la ciudad de Cáceres.

En total, el operador destinará 24 millones de euros a abrir seis nuevos centros de esta naturaleza en distintas ciudades españolas con el fin de tenerlos operativos antes de 2023, según ha anunciado la compañía este martes en un comunicado.

Tras inaugurar este año un nuevo centro de datos en Santander, con 1.236 metros cuadrados en el que ha invertido más de cuatro millones, el operador de telecomunicaciones prevé abrir otro más en Salamanca en el cuarto trimestre de 2021, al que destinará otros cuatro millones.

Anuncios
Anuncios

Así, al finalizar 2021, Orange habrá invertido ocho millones en el crecimiento de dos de sus emplazamientos principales. Para el próximo 2022, la compañía prevé destinar cerca de 16 millones de euros en desplegar cuatro nuevos centros en Orense, León, Cáceres y Almería.

Con estas aperturas, la filial española de Orange se prepara “para el crecimiento de datos que los usuarios demandan y para los futuros usos de las telecomunicaciones que el 5G y XGSPOn traerán”.

De esta forma, además, conseguirán dar respuesta a dos desafíos: disponer de todas las garantías de protección de datos y ciberseguridad y ser eficientes.

En la actualidad, la compañía trabaja con tres tipos de centros de procesamiento de datos. En el nivel jerárquico inferior se encuentran los finales, que albergan a los últimos equipos de la red, mientras que en el paso intermedio están aquellos que concentran el tráfico que llega desde ellos.

Por último, en el nivel jerárquico más alto se encuentran los emplazamientos principales, conocidos como puntos de presencia, en los que se agrega todo el tráfico de los emplazamientos intermedios de una o varias provincias.


Galería de imágenes