•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Sevilla, integrantes de un grupo delictivo, como presuntos autores del robo con violencia e intimidación perpetrado en una finca del municipio pacense de Hornachos.

Durante la madrugada del pasado miércoles, la Guardia Civil fue alertada del robo con violencia perpetrado en el interior de una finca de Hornachos, explotación agrícola destinada al cultivo de cannabis sativa para uso industrial (cáñamo).

Robo llevado a cabo por unas diez personas, quienes cubriendo sus rostros y armados con escopetas, abordaron a otras seis que se encontraban durmiendo en el interior de la misma.

Anuncios
Anuncios

Tras intimidarlos, agredirlos reiteradamente y maniatar a alguno de ellos, se apoderaron de una cantidad indeterminada de plantas de cáñamo industrial que se encontraban recolectados en la explotación y almacenados en cajas.

Además de sustraer joyas, cinco escopetas de caza y dos  rifles, también se apoderaron de los teléfonos móviles de las víctimas, abandonando posteriormente la finca a bordo de tres furgonetas donde les esperaban otras personas para emprender la huida.

Una vez recibida la voz de alarma en la Central Operativa Compleja de la Guardia Civil de Badajoz (COC), ésta estableció y coordinó dispositivos de servicios tanto en vías de comunicación pacense como en las limítrofes, para tratar de localizar y detener a los autores de la acción delictiva.

Fruto de este operativo, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Sevilla interceptaron en la A-66 a su paso por el municipio sevillano de Guillena una de las furgonetas implicadas en los hechos ocupada por dos personas, ambas vecinas de Sevilla a los cuales les constan numerosos antecedentes policiales.

Posteriormente, en las inmediaciones de la carretera N-630 dentro del término municipal de Santa Olalla de Cala, se hallaron 82 cajas de cartón y tres botes que contenían un total de 125 kilos de cáñamo. Supuestamente los autores de la acción delictiva en su huida para deshacerse de la mercancía, las habrían arrojado desde las furgonetas utilizadas en el asalto a la finca de Hornachos.

Los otros dos vehículos, ambos con restos de cáñamo, fueron localizados a escasa distancia del citado lugar donde supuestamente se desprendieron de la carga.

Con las gestiones realizadas se pudo saber que una de ellas se hallaba sustraída en el la localidad sevillana de Camas y la otra pertenecía a una empresa de alquiler.

Ante los citados hechos delictivos y las pruebas obtenidas en el desarrollo de la investigación, la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz y Zafra, instruyeron diligencias a los ahora detenidos integrantes de un grupo criminal, vecinos de Sevilla, como presuntos autores del robo con violencia e intimidación en la finca de Hornachos.

Una vez han sido puestos a disposición judicial, se decretó el ingreso en prisión de ambos.

Ahora la Guardia Civil continúa con las gestiones para tratar de localizar y detener al resto de los integrantes del grupo criminal, como coautores del robo con violencia e intimidación.


Galería de imágenes