•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La celebración del décimo aniversario del reconocimiento del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara dentro de las Redes Europeas y Mundial de Geoparques, que acoge Guadalupe (Cáceres) este viernes, tendrá un especial recuerdo a Rosario Cordero, presidenta de la Diputación de Cáceres fallecida en 2020, por su implicación en el impulso al desarrollo territorial.

También se llevará a cabo un hermanamiento con el Geoparque Naturtejo de Portugal, y se entregarán placas a los miembros y socios del geoparque, ha explicado en nota de prensa la institución provincial, que preside el consejo del geoparque cacereño.

Este viernes 19 ayuntamientos, 24 centros educativos, 80 empresas y diez asociaciones, además de representantes institucionales, entre otros, se darán cita en el el Centro Cultural de la puebla en un acto que contará con las palabras del presidente de la Red Mundial de Geoparques y del presidente del Consejo UNESCO del Programa de Geoparques.

Anuncios
Anuncios

“Tendremos un acto muy especial, un acto hacia una persona a la que cariñosamente se la llamaba la geopresidenta, y así le gustaba que se la reconociese en el territorio, un persona insustituible, una referencia en el territorio, y a la que desde la Red Mundial se quería también rendir homenaje por haber sido alguien que ha luchado tanto por lo que hoy tenemos”, ha destacado el portavoz de Diputación, Álvaro Sánchez.

Además, durante cuatro fines de semana alternos, entre octubre y noviembre, se van a llevar a cabo rutas senderistas guiadas, con interpretación para el público en general, en la zona, y desde este lunes se podrá visitar, en la Sala de Exposiciones Pintores 10, en Cáceres, la exposición “Diez años haciendo geoparque”.

En 2011, las Redes Europeas y Mundial de Geoparques reconocían y recibían entre sus miembros al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, mientras que en 2015 se recibía el reconocimiento como Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara.

Por su parte, Sánchez ha destacado la importancia de la figura del geoparque en el desarrollo territorial y en el “cambio” de la tendencia a la despoblación, “modificando la línea que iba en descenso y consiguiendo estabilizar la población”.

A su juicio, este ha revitalizado el territorio, ha rejuvenecido y contribuido al desarrollo empresarial en la zona, abriendo en el sector turístico una “oportunidad clara para las empresas, y en el territorio una oportunidad para un proyecto familiar y laboral”.

En este sentido, ha apuntado al aumento del número de empresas, sobre todo en el sector turístico, superando ya las 70 dentro de la asociación empresarial Geovilluercas, el aumento de los centros de interpretación, que han pasado de dos a los once actuales, o el número de geositios o lugares de importancia geológica, que ya son cincuenta.

A esto, ha señalado, se suman otros hechos como es la importancia que han cobrado los itinerarios geológicos y paisajísticos y los programas de ámbito internacional, los intercambios escolares entre centros educativos del territorio y centros de otros países como Grecia, Rumanía o Malasia, con los que en estos momentos se está en contacto


Galería de imágenes