•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Miajadas (Cáceres), han desmantelado 2 producciones intensivas de plantas de Cannabis Sativa, interviniendo en ellas 917 plantas y abundante material utilizado en el cultivo y producción de la droga. Por estos hechos han sido detenidas cuatro personas, vecinos de Casar de Miajadas (Cáceres), como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico.

En el marco de la “Operación LOBLA”, las investigaciones se iniciaron el pasado mes de septiembre de 2020, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la posibilidad de que existiesen varios cultivos intensivos de plantas de marihuana en la localidad cacereña de Casar de Miajadas.

Desde que se tuviera conocimiento de estos hechos, los agentes han obtenido las pruebas e indicios necesarios acerca de la comisión de los supuestos delitos investigados, realizando servicios encaminados a detectar y localizar las plantaciones.

Anuncios
Anuncios

Fruto de dicha investigación, se averiguaron los dos inmuebles donde se desarrollaban las actividades delictivas, concretamente en dos viviendas, situadas en la localidad de Casar de Miajadas. Además de los indicios obtenidos, los agentes observaron un trasiego no habitual de muchas personas en las viviendas, así como la entrada en las mismas de aparatos de aire acondicionados de grandes dimensiones, lo que unido a la colaboración de la empresa suministradora de electricidad, eran  sospechas suficientes de que en sus interiores se estaban llevando a cabo labores de cultivo y producción de marihuana, tipo “indoor”, así como defraudaciones de fluido eléctrico.

De esta manera, y con la correspondiente autorización judicial, el pasado 29 de julio, se llevaron a cabo dos registros simultáneos en las viviendas, que permitieron confirmar la presunta comisión de los delitos que venían siendo investigados.

Por estos hechos, la Guardia Civil ha detenido a cuatro personas, dos varones de 52 y 28 años, y dos mujeres de 46 y 21 años de edad, vecinos de Casar de Miajadas, como presuntos responsables de delitos contra la salud pública, por cultivo o elaboración de drogas, y de defraudación de fluido eléctrico por las conexiones ilícitas a la red de suministro eléctrico.

Entre los elementos intervenidos por la Guardia Civil de los dos centros de producción intervenidos, se encuentran 917 plantas de Cannabis Sativa en avanzado estado de crecimiento, 66 transformadores eléctricos, 91 lámparas de sodio indicadas para favorecer el crecimiento de las plantas en cultivos de interior y 2 armas de aire comprimido, entre otros.

Tras poner a los detenidos a disposición de la autoridad judicial, se decretó  libertad provisional con cargos para todos ellos,  a la espera de juicio por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Trujillo, encargado de conocer de la causa.


Galería de imágenes