Un ganadero de la localidad cacereña de Montehermoso ha denunciado la muerte a tiros de siete vacas en una parcela de la Dehesa Boyal, terrenos que son propiedad del municipio, donde guarda parte de su ganado. La muerte de estos animales podría haber tenido lugar el pasado viernes o sábado.

Asimismo, hay tres vacas heridas, que probablemente tendrán que ser sacrificadas, y otras dos están desaparecidas.

En un principio, el ganadero pensó que estas habían fallecido de carbunco, una enfermedad infecciosa y contagiosa común en el ganado bovino, y que produce la muerte súbita.  Sin embargo, al acercarse a los cuerpos de los animales, este pudo percatarse de la existencia de orificios de balas.

Anuncios
Anuncios

Hasta el lugar de los hechos acudieron efectivos de la Guardia Civil quienes recogieron muestras de balas después de haber sido realizadas las correspondientes autopsias. Actualmente, el incidente está siendo investigado por la UCO y el Seprona con el objetivo de dar con las personas que llevaron a cabo tal suceso.