•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo delictivo dedicado al blanqueo de capitales procedentes del contrabando de tabaco, en el marco de la denominada operación “Davos”, con la que se ha logrado detener a diez personas, todas ellas vecinas de Badajoz.

Se han practicado registros en una vivienda, un garaje y un chalet de la capital pacense, en los que se han intervenido 51.000 cajetillas de cigarrillos y 60 kg de picadura de tabaco de contrabando, además de cuatro inmuebles, seis armas de fuego, tres vehículos (dos de ellos de alta gama), joyas y dinero.

La operación se inició a finales del 2019, cuando se detuvo a un vecino de Badajoz por contrabando de tabaco, al que se le intervino media tonelada de picadura y pacas de hoja de tabaco, además de básculas y máquinas de picar para la fabricación clandestina y casera de cigarrillos. Fruto de esta actuación, la Guardia Civil de Badajoz detectó un entramado delictivo dirigido por el detenido, quien poseía un importante capital y contaba con la colaboración de otras personas y allegados.

Anuncios
Anuncios

A raíz de esta actuación, fueron varias las líneas de investigación desarrolladas en las provincias de Santander, Sevilla, Cádiz, Cáceres y Badajoz, con el objetivo de recabar suficiente información para el exhaustivo estudio y análisis del patrimonio ostentado por el cabecilla, con lo que se pudo averiguar que procedía de actividades relacionadas con el contrabando de tabaco.

Con la actividad ilícita obtuvo ingresos y beneficios que camuflaba patrimonialmente con la adquisición de viviendas, vehículos y otros artículos de lujo, para con posterioridad atribuir la compra de los bienes con titularidad legal a nombre de los otros miembros del grupo. Se estima que con estas acciones podrían haber encubierto más de 1.500.000 euros anuales.

Con las pruebas incriminatorias obtenidas durante el año y medio de investigación, la Guardia Civil estableció un despliegue con más de 100 agentes de diferentes Unidades de la Compañía de Badajoz, USECIC y Grupo Rural de Seguridad de Madrid, apoyados por perros adiestrados en búsqueda de dinero, para llevar a cabo los registros de los inmuebles en la ciudad de Badajoz.

El dispositivo se saldó con la detención del cabecilla del grupo y de sus nueve integrantes en diferentes barriadas del municipio, se intervinieron 51.000 cajetillas de cigarrillos, 60 kg de picadura de tabaco de contrabando, cuatro inmuebles, una pistola, dos revólveres, dos rifles y una escopeta, así como cargadores y munición para ellas, tres vehículos (dos ellos de alta gama), joyas de oro y dinero. Todo ello valorado en unos 600.000 euros.

Con el análisis del material intervenido, se pudo averiguar que tres de las armas fueron sustraídas del interior de sendos inmuebles en Badajoz, Valdebótoa y Portugal. Las diligencias instruidas por blanqueo de capitales, contrabando de tabaco, contra la hacienda pública, y tenencia y depósito de armas,  junto con los detenidos han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Badajoz, quien decretó el ingreso en prisión del cabecilla del grupo y libertad con cargos para el resto de los detenidos.

La investigación sigue abierta con el estudio de  las armas, por si pudieran estar implicadas en algunas acciones delictivas, y no se descarta la detención de otras personas implicadas en los hechos.

 


Galería de imágenes