•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con la retirada de los andamios de la fachada principal de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Villanueva de la Serena ya se puede observar  la actuación de restauración que desde hace algunos meses en este edificio.

Este monumento es el más importante desde el punto de vista histórico, cultural y arquitectónico de la ciudad y que está en proceso de ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

En estos días, se están completando los trabajos en la portada principal, en la que se ha corregido el desplome que tenía. Además de mejorar su estado, con estos trabajos de restauración se ha podido recuperar el estado de la piedra de la fachada, ya que se está procediendo a la limpieza de la misma, además de haber hecho el rejuntado y consolidación de todos los sillares que componen esta imponente fachada de la parroquia, según han informado desde el consistorio.

Anuncios
Anuncios

La actuación que también ha supuesto la recuperación total de la espadaña y de elementos que habían desaparecido, pero que han vuelto a estar presentes en este edificio, como es el caso del jarrón con azucenas que puede verse ahora totalmente recuperado y que era prácticamente inexistente.

Ahora, a punto de terminar la actuación en la fachada, los andamios se están instalando en la torre, en la que también se llevarán a cabo otros trabajos en la cara que linda con la fachada principal.

Destacar que han sido muchos los trabajos de recuperación que se están llevando a cabo con el fin devolver a la fachada a su estado inicial.  Se han recuperado los volúmenes de la fachada, gran parte de la volumetría primitiva estaba perdida debido a factores externos, que con el paso del tiempo se han ido deteriorando, en algunos casos desaparecido, aspectos de la imagen inicial que el templo tenía; sobre todo en las cornisas, arquitrabes y frontones bajo relieves. Además, se ha recuperado la base de la cruz que corona la portada principal de la fachada.

Para conseguir recuperar la volumetría perdida, se han utilizado piedras de granito de idéntica composición, en la que se han insertado resinas y mortero de cal.

Entre las muchas recuperaciones que esta intervención está permitiendo, está el haber devuelto a la fachada elementos que se perdieron tras la Guerra Civil, como es el caso de los pináculos, que con la intervención realizada se ha podido recuperar la geometría primitiva que la fachada tenía; tal como se recoge en fotografías de principios del siglo pasado. Ahí se observa cómo cada uno de los contrafuertes de las fachadas estaba rematado por estos elementos decorativos. A la hora de volverlos a hacer, lo que se ha hecho es tomar como referencia los pináculos que rematan la puerta del mediodía, la portada que da al Parque de la Constitución.

Una aportación significativa, según explica el  que se verá completada cuando se intervenga el resto de fachadas de la parroquia, reemplazando todas las esferas existentes por este tipo de piezas.


Galería de imágenes