El presidente del Partido Popular regional, José Antonio Monago, ha denunciado públicamente que la Junta de Extremadura no ha sacado adelante el convenio de la estación de autobuses de Coria, servicio que  lleva más de un año sin empresa concesionaria.

Monago ha afirmado que éste es sólo un ejemplo de la política adoptada por la Junta de Extremadura y ha pedido al presidente, Guillermo Fernández Vara, que anule la resolución publicada en el DOE el 14 de abril que ordena que “cesen su actividad de digitalización y registro de documentos” las oficinas de la Junta de Extremadura en 39 municipios de la región.

Asimismo, Monago ha instado al presidente de la Junta a pagar las deudas que mantiene con los ayuntamientos, ya que será, además de la reapertura de oficinas un primer paso para combatir la despoblación.

Anuncios
Anuncios

José Antonio Monago ha aseverado que estas son medidas simples para la Junta, “no le estoy pidiendo miles de millones de euros”, sino que empiece por pagar a los ayuntamientos de los que es “moroso” y que no cierre esas oficinas. De lo contrario, ha explicado Monago, Vara estará yendo contra su jefe, Pedro Sánchez, que ya ha dicho como conclusiones del Reto Demográfico que hay que reforzar los servicios públicos en los municipios, mientras que en Extremadura se saca un DOE para cesar esos servicios en 39 localidades.

En cuanto a los problemas de los ayuntamientos, Monago ha puesto el ejemplo de Coria donde la Junta no saca el convenio de la estación de autobuses y llevan más de un año sin empresa concesionaria; o el caso de Los Santos de Maimona, donde hay problemas por el impago sistemático de la residencia de mayores.

El presidente Monago también ha referido a la situación de  Villafranca de los Barros donde «no pagan importantes deudas ni resuelven el problema de las escuelas profesionales, y Calamonte, donde no abonan la gestión de centros de día y la residencia».

Monago ha recordado a Vara que desde que es presidente hay 33.997 habitantes menos, un tema “grave más allá de los eslogans”. Así, el líder del PP ha recalcado que la proyección hasta el año 2033 “no es halagüeña”. De hecho, se espera que se pierdan en torno a 71.000 habitantes, más población que la ciudad de Mérida. “Está muy bien llevar el pin de la economía circular, pero tendría que hacerse en España un pin del reto demográfico”.