•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha investigado a una empleada en la asistencia a ayuda a domicilio de personas mayores por la sustracción de 4.200 euros en dos de las viviendas en las que prestaba sus servicios.

Según la información que ha dado a conocer este lunes la Guardia Civil, la investigación se inició a primeros de este mes de abril, cuando los agentes del municipio pacense de Alange tuvieron conocimiento de una denuncia presentada por un vecino de esa localidad que se había percatado que desde el pasado mes de enero, y en reiteradas ocasiones, le venía faltando parte del dinero que guardaba en su domicilio. Con los datos aportados por el denunciante, los agentes iniciaron las indagaciones para tratar de recuperar el dinero y para lograr la detención del autor de los hechos. Las gestiones realizadas permitieron confirmar que la cantidad de dinero sustraída ascendía a unos 3.500 euros.

La Guardia Civil comprobó que no se habían forzado los accesos al inmueble, por lo que sospechó desde un primer momento de una vecina del mismo municipio que trabajaba en la vivienda como auxiliar en la ayuda a domicilio en el cuidado y aseo de personas mayores. Las indagaciones llevadas a cabo permitieron a los agentes de la Guardia Civil de Alange y de Mérida descubrir que este hecho no había sido una acción aislada, sino que en otro de los domicilios en los que desempeñaba sus tareas, también habría sustraído unos 700 euros.

Anuncios
Anuncios

Con los dispositivos establecidos en torno a la asistenta, el lunes de la semana pasada se le interceptó a la salida de una de las viviendas, comprobando que llevaba en su poder 250 euros que acababa de sustraer en la casa en la que había estado realizando su labor. La mujer aprovechaba su condición de empleada en la asistencia a las víctimas para apoderarse en diferentes ocasiones del dinero que guardaban. El importe total de las cantidades sustraídas asciende a unos 4.200 euros.

Con las pruebas incriminatorias se le han instruido diligencias como investigada e implicación en los hechos y han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Mérida. Actualmente esta persona ha cesado en la actividad laboral que desarrollaba, pero la Guardia Civil continúa la investigación para tratar de averiguar su posible implicación en otros hechos delictivos.


Galería de imágenes