•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaria Provincial de Badajoz procedieron a la detención de un varón por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente trafico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y requisitorias judiciales.

Al tener conocimiento de la existencia de dos requisitorias judiciales contra una persona que reside en la calle Eduardo Naranjo, varias dotaciones  de seguridad ciudadana realizaron diversas patrullas aleatorias con el fin de localizar a la misma.

En una de ellas observaron la puerta de su domicilio abierta, y ante la sospecha de que pudiera haber sucedido algún incidente,  preguntaron si necesitaban algo, sin obtener respuesta. Uno de los agentes se percató de cómo en una habitación, situada al final de un pasillo, se observaban numerosas plantas de marihuana así como el fuerte olor característico de la misma.

Anuncios
Anuncios

Por todo ello decidieron custodiar la vivienda, para no desvirtuar ninguna posible prueba y dar de inmediato comunicación al grupo de estupefacientes de la Comisaria Provincial de Badajoz, quienes dirigieron el resto de la intervención.

Con la pertinente autorización judicial de entrada y registro, se intervinieron 200 plantas de marihuana, focos, ventiladores, transformadores, todo tipo de útiles para acelerar el crecimiento de las plantas y documentación del residente en la vivienda, que coincidía con la persona buscada por la justicia, a la vez que se percataron en ese momento que la instalación eléctrica estaba manipulada.

Paralelamente se estableció un dispositivo de localización de esta persona, donde también participaron indicativos de seguridad ciudadana y otro de policía local.

Posteriormente, y ante la certeza de que este individuo aún seguía en la zona, se continuó con el dispositivo policial, localizando a esta persona que, poniendo en grave riesgo su vida, saltó de un balcón a otro, con la intención de huir de los agentes refugiándose en alguna vivienda.

Una vez centrado el domicilio en el que se encontraba, los agentes le convencieron para que se entregara de forma pacífica, siendo detenido en ese instante y acusado como presunto responsable de un delito contra la salud pública, concretamente trafico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y dos requisitorias judiciales. Cabe significar que esta persona era buscada desde el año 2018 por dos Juzgados de la provincia, siendo una de ellas para su ingreso prisión.

El detenido, varón de 33 años de edad, cuenta con numerosos antecedentes, quien tras la instrucción del pertinente atestado, fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión.


Galería de imágenes