•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La variante británica del virus SARS-CoV-2 denominada VOC B.1.1.7 y conocida popularmente como la cepa británica se ha propagado de forma más notoria por las áreas de salud de Mérida y Badajoz, mientras que las zonas en las que se ha detectado menor número de muestras son las de Coria y Navalmoral de la Mata.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura a LA MAÑANA de Radio Interior, la secuenciación de muestras extraídas a pacientes diagnosticados de Covid-19 ha permitido identificar hasta el momento 124 positivos de la variante británica, de los que la mayor parte se han notificado en las áreas de salud de Mérida, con 38, y la de Badajoz, donde se han confirmado 35.

También han sido identificadas 15 muestras de la variante británica en el área de salud de Cáceres, 14 en el de Plasencia, 11 en la zona de Llerena-Zafra y 7 en la de Don Benito-Villanueva de la Serena. Las dos áreas en las que la secuenciación de muestras realizada por el Servicio Extremeño de Salud (SES) ha arrojado mejores resultados han sido las de Coria, con tres positivos, y Navalmoral de la Mata, donde hasta la fecha sólo ha sido confirmado uno. La Junta de Extremadura ha optado por no revelar el nombre de los municipios en los que se encuentra la variante británica y hasta el momento sólo está confirmada oficialmente su presencia en las localidades pacenses de Calamonte y Llerena.

Anuncios
Anuncios

La primera vez que se tuvo constancia de la presencia en Extremadura de la variante del virus SARS-CoV-2 denominada VOC B.1.1.7 fue en el mes de enero, tras las pruebas realizadas a siete miembros de una misma familia procedente de Madrid que se desplazó a la región para pasar unos días en su segunda residencia. El Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda (Madrid) confirmó la positividad de las muestras a finales de enero y el 3 de febrero la Junta de Extremadura confirmó que había realizado una secuenciación de muestras de la Covid-19 que había permitido detectar la existencia de esta variante en algunas muestras extraídas a pacientes en las áreas de salud de Badajoz, Don Benito-Villanueva, Llerena-Zafra, Cáceres y Coria.

Tan solo dos semanas después las autoridades sanitarias confirmaron la presencia en la región de 66 muestras positivas de la variante del linaje B.1.1.7 de SARS-CoV-2 que, según ha quedado acreditado, tiene una mayor capacidad de transmisión, y aunque inicialmente no se asoció con cambios en la gravedad de la enfermedad, estudios más recientes indican que podría estar relacionada con un incremento en la letalidad en todos los grupos de edad.

Hasta la primera semana de febrero se habían notificado a nivel nacional más de 470 casos confirmados de esta variante en 14 comunidades autónomas pero actualmente ya está presente en todo el territorio nacional y las previsiones apuntan a que dentro de un corto espacio de tiempo esta cepa será predominante sobre la originaria de Wuhan.

NOTICIA RELACIONADA

Continúa extendiéndose la cepa británica que alcanza los 124 casos en Extremadura


Galería de imágenes